La Alfombra Roja

jueves, 31 de diciembre de 2009

Crítica: "Número 9"

Basado en un corto del mismo nombre nominado al Oscar en 2004, “Número 9” presenta un futuro devastador de nuestro planeta. Un film oscuro que llega de la mano de Shane Acker en la dirección, Tim Burton entre otros en la producción y Elijah Wood, Martin Landau, Jennifer Conelly y Cristopher Plummer en las voces principales. Con estos mimbres el resultado parecía difícil que pudiera defraudar y realmente este imaginario mundo dominado por máquinas logra ser efectivo y aleccionador.

El planeta acabará controlado por máquinas. La especie humana desaparecerá y sólo un grupo de pequeños seres puede lograr que la Tierra vuelva a empezar desde cero. El futuro depende de ellos. Estos extraños personajes son el último rastro de humanidad que queda en el planeta; el último legado de un científico al que la Tecnología se le rebeló y sólo pudo configurar estas criaturas para mantener viva la esperanza.

9 es el último ser que ha recobrado la vida y el que mayor dotes de liderazgo y valentía soporta. Él debe encargarse de restaurar la paz en la Tierra, un lugar donde el ser humano ya se extinguió.

Técnicamente perfecto, este film de animación es un soplo de aire fresco para este sector. Pixar y Disney aglutinan el mercado infantil pero el público adolescente apenas encuentra productos llamativos. “Número 9” es original en su puesta en escena y además logra sorprender con escasos personajes y un grupo de máquinas malignas que sólo el hombre podía idear.

Es un alegato a los avances tecnológicos con prudencia, un aviso de lo que nos puede llegar a ocurrir en los próximos años sino se controlan esos avances y una mirada dura y crítica al comportamiento humano.

Pero aún queda algo de esperanza. A través de unos pequeños seres que ni siquiera tienen nombre, sólo números como si fueran presos, Shane Acker muestra una finísima ranura donde los sentimientos humanos podrían volver a nacer. La Humanidad ya ha sido eliminada y sin embargo algún resto de lo que fuimos perdura y podría llegar a madurar.

Con la reconocida Pamela Pettler como guionista, colaboradora de Tim Burton en “La novia cadáver” o de Robert Zemeckis en “Monster House”, esta película contiene todos los elementos para disfrutar de unos dibujos que ya superaron la mayoría de edad y quizás hayan mostrado la senda a seguir.

José Daniel Díaz