La Alfombra Roja

domingo, 3 de julio de 2011

Crítica: "Amigos"

La amistad siempre ha sido una palabra que ha englobado muchas cosas, quizás demasiadas. Una pequeña parte de lo que puede simbolizar se representa en la primera película de Borja Manso y Marcos Cabotá, la comedia "Amigos". Premiada por el público de Málaga con la Biznaga en el pasado Festival de la ciudad andaluza, este entretenido juego pone en el disparadero la veracidad de los realitys, los programas llamados telebasura y el negocio que se esconde tras todos ellos.

La amistad masculina se ha visto reflejada en otras películas como por ejemplo la poco valorada pero espléndida "After" de Alberto Rodríguez, la famosa historia de jóvenes marginales "Barrio" de Fernando León ó la disparatada "Días de fútbol" de David Serrano.

Sin embargo en esta ocasión el enfoque se aleja del dramatismo y el conflicto para mostrar la inmadurez y el lado más aniñado de los hombres, con independencia de su edad. Cuatro hombres que pasan con holgura la treintena y se autoconsideran grandes amigos descubren con asombro el fallecimiento de uno de ellos. La jugosa herencia será para uno de ellos pero para lograrlo tendrán que degradarse y adentrarse en el peligroso juego de la televisión.

Más allá de poner sobre la mesa la facilidad con que el dinero resquebraja la amistad forjada durante años ó hasta dónde puede llegar la estupidez humana, el guión plantea un ataque despiadado y devastador sobre lo que se ha convertido el mundo de la televisión. Gran Hermano, El diario de Patricia, los programas de cotilleos,... todos reciben su parte. Muchas veces los peores ataques se realizan desde el humor y probablemente esos momentos sean los mejores de la película.

La dirección de Manso y Cabotá es digna pero poco destacable. En algunos momentos incluso parece que nos encontremos ante un vídeo amateur por su sosa combinación de planos. Aún así, y en su favor, habría que decir que éste no es un film para que la dirección sobresalga. Habrá que ver sus próximos proyectos para valorar adecuadamente a estos directores noveles.

El plantel actoral incluye nombres de la talla de Ernesto Alterio, Diego Martín, Goya Toledo ó Manuela Velasco.

Ernesto se ha especializado en un papel muy concreto: "pongo cara de tonto y hago como que las cosas me pasan y no las acepto". Durante un rato puede ser gracioso y sus planos como concursante de GH son hilarantes y fantásticas pero eso puede salvar un corto, no un largo.

Manuela Velasco tiene un papel tan soso que es imposible destacar nada. Diego Martín supera con buen nivel un personaje hecho a su medida que consigue presentar con coherencia. El otro gran amigo que interpreta el novel Víctor Lozano cumple sin más con una interpretación correcta y poco arriesgada.

"Amigos" tiene como función fundamental arrancar una sonrisa en el espectador y ese objetivo se alcanza con nota. Más difícil es encontrar auténtico cine de altura en esta comedia sobre la televisión y su influencia sobre los espectadores.

Con todos sus defectos y errores, la película de Manso y Cabotá es una experiencia interesante que ayudará sin duda a sus directores a crecer en su labor profesional. Con el curioso apoyo de Tele 5 (aunque el productor lo negara, el film sirve para tirarse piedras sobre su propio tejado), es más que probable que tenga un marketing adecuado para que la taquilla sea notable y eleve los resultados de un cine español en horas bajas.

Atención!!! El juego va a comenzar..

Podéis ver el tráiler aquí

José Daniel Díaz