La Alfombra Roja

lunes, 20 de febrero de 2012

Los Goya que consagraron a "No habrá paz para los malvados"


Por primera vez pudimos vivir desde dentro la entrega de los Premios Goya. Colaborando con Viendo Movies, un canal de Miami, tuvimos la oportunidad de entrevistar a las grandes estrellas del cine español. Todos coincidían en el discurso: "No habrá paz para los malvados" sería la triunfadora. Y no se equivocaban.

La 26 Edición de los Premios Goya nos trajo aspectos positivos y negativos. Entre los mejores momentos destacaría la reaparición de Silvia Abascal que consiguió emocionar a más de uno como Juanjo Artero, el monólogo algo hiriente pero tremendamente divertido de Santiago Segura y la merecida victoria de la película de Urbizu.

Por contra, la Gala resultó densa, larga y en algunos momentos aburrida. Especialmente agotador fue el triple discurso de la cúpula de la Academia que conforman Enrique González Macho, Marta Etura y Judith Collel. El presidente generó inquietud entre los internautas con su discurso anti-piratería muy crítico con Internet. Su exposición dista mucho de lo que promovía su predecesor Alex de la Iglesia.

La presentadora Eva Hache cumplió con suficiencia su papel. Estuvo divertida, simpática, graciosa y nada cargante. No robó protagonismos y se atrevíó con unos entretenidos sketches de las películas nominadas. Si bien la Gala no destacó por su originalidad, la sobriedad del evento no redundó en una minoración del espectáculo.

El glamour este año vino de la mano de Banderas, Hayek y Almodóvar. Tres pesos pesados del cine mundial que asistieron a los Premios pese a las escasas posibilidades de Goya que les daban todas las quinielas. Antonio Banderas, en declaraciones a nuestro medio, confirmaba las escasas expectativas de victoria pero se alegraba por el gran número de nominaciones de "La piel que habito".

Entre los vencedores pocas sorpresas. Como se preveía se buscó un resultado salomónico que dejara contentos a los principales candidatos. "No habrá paz para los malvados" se llevó seis galardones, "La piel que habito" y "Blackthorn" cuatro y "La voz dormida" y "Eva" tres cada uno. La grata sorpresa la protagonizó la película de animación "Arrugas" al obtener los dos premios a los que optaba.

Sin embargo "De tu ventana a la mía", "Intruders", "La chispa de la vida", "Katmandú" y "Mientras duermes" se fueron de vacío.

Si tuviera que destacar un discurso me quedo con Kike Maíllo, premio a mejor director novel por "Eva". Sacando su vena didáctica (no en vano es profesor en la Escac), hizo levantarse a su joven protagonista Claudia Vega para darla una serie de consejos: Estudiar y agradecer a sus padres el esfuerzo.


Entre las actuaciones resulta sorprendente los compañeros de rapeo que se buscó "El Langui". Antonio Resines, Juan Diego, Tito Valverde y Javier Gutiérrez a ritmo de "Todas las butacas dicen cine" hicieron algo parecido a un tema musical. Está claro que su estilo dista mucho del que pregona el líder del grupo "La excepción".

Y como siempre, hubo anécdotas e imprevistos. En este caso la anécdota la protagonizó Ricardo Darín con su "joder" al abrir el sobre y descubrir que su película "Un cuento chino" era la triunfadora en la categoría de película iberoamericana. El imprevisto llegó de la mano de Anonymus que intentó boicotear la Gala con apariciones y discursos que, por fortuna, apenas tuvieron repercusión.

En definitiva no fue la mejor Gala pero tampoco la peor. Faltó algo de chispa y sobró tiempo pero lo importante fue que en este año de crisis el cine español sigue viviendo y creando.


Os dejo con el tráiler de la gran triunfadora:



José Daniel Díaz