La Alfombra Roja

viernes, 19 de octubre de 2012

Crítica: "Looper"

 
Menudo género el de la ciencia ficción. ¿Queda algo por inventar? Pues sí. Ejecuciones intertemporales. Eso nos cuenta Rian Johnson en "Looper", un creativo ejercicio donde personas del año 2042 asesinan a supuestos criminales del 2072. Y por enrevesado que pueda parecer, esta historia convence gracias a un ritmo frenético, a un fantástico Joseph Gordon-Levitt y a una puesta en escena que rápidamente engancha al espectador.

Viajar en el tiempo siempre fue una idea recurrente en el cine. "Regreso al futuro" es el ejemplo más claro pero quién no recuerda ese robot llegado del futuro llamado "Terminator". El ser humano siempre ha soñado con poder trasladarse a otras épocas ya sean antiguas o próximas. Esa necesidad de conocer qué pasará con nosotros y de dónde venimos ha sido una preocupación constante que sólo ha encontrado respuestas en el cine (pero en el más fantástico).
 
"Looper" es una nueva vuelta de tuerca a esta idea. Joe (Joseph Gordon-Levitt) es un joven looper, un ejecutor de criminales que llegan del futuro. Es feliz en su trabajo, no le crea cargo de conciencia y está bien remunerado. Sin embargo, todo se complica cuando el delincuente que llega del año 2072 es él mismo pero con 30 años más (Bruce Willis).
 
Rian Johnson escribe y dirige esta historia de acción pero llena de carga moral. Sin buscar el drama fácil que podría acarrear la situación, él prefiere enfocarlo desde la frialdad del personaje; un hombre que ha cambiado mucho en esos 30 años y ha sufrido cambios emocionales que el Joe actual no comprende. Por tanto, no es sólo una pelea contra los que desean verle muerto, es un enfrentamiento entre los distintos "yo" que una persona va teniendo en función de sus vivencias y madurez.
 
Joseph Gordon-Levitt ha dejado de ser un desconocido para el gran público. "Origen", "El caballero oscuro: La leyenda renace", "500 días juntos" y "Sin frenos" le han catapultado al primer nivel del cine americano. En esta ocasión vuelve a realizar una portentosa interpretación apoyado en una caracterización que le hace irreconocible. Una pena que Bruce Willis se quede lejos de su compañero, convirtiendo este cara a cara en una desigual batalla.
 
Película inaugural del prestigioso Festival de Toronto y de clausura del no menos importante Festival de cine fantástico de Sitges, "Looper" va camino de convertirse en una película de culto dentro del género. Nosotros ya la hemos incorporado a nuestra lista de imprescindibles del año, ahora os toca a vosotros.
 

José Daniel Díaz