La Alfombra Roja

lunes, 18 de febrero de 2013

Comentarios y reflexiones sobre unos Premios Goya 2013 muy reivindicativos


Llegó el día. Por fin íbamos a descubrir lo que se escondía detrás de los sobres (los de los premiados, no los de Bárcenas que bastantes bromitas se hicieron en la Gala sobre el tema). Es curioso que triunfara "Blancanieves", una película muda, en una Ceremonia donde se dijeron tantas cosas. Como es habitual la Gala fue muy larga, innecesariamente larga, pero tuvo algunos sketches ingeniosos y no llegó a ser tediosa.

Como suele pasar en los Premios Goya, hubo momentos para todo. Otra cosa no será, pero que el evento da para hablar es indudable. Y empezamos con el terrible error de Adriana Ugarte al conceder el premio a mejor canción original a "Los niños salvajes" cuando en realidad el triunfo pertenecía a "Blancanieves". Nos comenta la Academia que este equívoco vino provocado por una cartulina paralela que indica los nombres de las personas que recogerían el premio en caso de no estar en la sala el nombre que aparece en el sobre. Vamos, que los nervios y esas cosas pasan malas jugadas, pero a los dos minutos ya estaba en Youtube y era Trending Topic en Twitter.

Pero qué queréis que os diga, a mi me parece más lamentable estar esperando dos horas, de pie, en la alfombra roja para poder hacer dos preguntas a los nominados y que haya divos que consideren que están por encima del bien y del mal y no les apetezca responder. Y me refiero a Javier Bardem y Maribel Verdú. Grandes actores, sin duda, pero ¡cuánto tenéis que aprender de maestros como Concha Velasco ó José Sacristán! Al pie del cañón hasta el final.

Luego están aquéllos que tienen mala pata, como el premiado director de "Lo imposible", el sosito pero talentoso J.Bayona que con la emoción de dar el premio a María Belón (persona en la que se basa la película), se hizo una rotura de fibras que le llevó directamente al hospital. Hay que hacer más deporte J!!!

Otro sosito talentoso es Alejandro Amenábar. No me entendáis mal, adoro a este hombre como persona y sobre todo, como realizador. Nos contó de qué iría su próxima película y adivinar qué, pues que será de intriga y suspense. No os lo esperábais eh?

Me quedé un poco tristón con el escaso número de Goyas que tuvo "Grupo 7". Actor Revelación para Joaquín Núñez y Actor de reparto para Julian Villagrán, merecedísimos ambos, son escaso botín para este thriller policial. Peor se quedaría Trueba, al que dejaron de vacío tras recibir 13 nominaciones. Eso es mala baba. Como leí por ahí, si se lo hacen a Almodóvar, al día siguiente leemos en la prensa que abandona la Academia para nunca más volver.

Pero me alegré de veras por "Blancanieves". Es arriesgada, intensa y Pablo Berger es una gran persona. Se le ve luchador y humilde, de los que disfrutan más queriendo que siendo queridos. No se llevó la Dirección pero 10 Goyas son muchos Goyas. También es de agradecer la simpatía y naturalidad de Macarena García. Ojalá cuando lleves nueve nominaciones no te vuelvas soberbia como otras....

Qué gracia me hicieron los chanantes. Ya hay quien pide que la próxima edición la presente Ernesto Sevilla, Joaquín Reyes, Carlos Areces y Julián López. Se mofaron a su manera de las reivindicaciones, porque es verdad que hubo muchas, a lo mejor demasiadas. Las hay honorables como las expuestas con bastante acierto por Enrique González Macho (IVA, despolitización de la cultura, recortes, etc) y las hay absurdas como las de Candela Peña, tan borde y absurda en la alfombra roja como recogiendo un premio.

No vimos pasar algunos nominados por la alfombra roja pero sí personajes casposos como Anita Obregón ó Massiel. Mientras Antonio Mora, protagonista del documental nominado al Goya "Contra el tiempo", se las veía y deseaba para conseguir una entrada a la Gala, esta gente accedía sin problemas para abandonar la Ceremonia a la media hora. También la Academia se equivoca.

No es de mi agrado el ministro Wert y todos los palos que le den me parecerán pocos. Un hombre que plantea una ley donde sólo considera cine español a las películas cuyo idioma predominante sea el castellano, catalán, gallego ó vasco, es de persona escasa de miras. Supongo que sólo saludaría a la gente de "Blancanieves" y "Grupo 7" porque las otras dos candidatas a mejor película serían extranjeras para él....

Pero si hay algo que me gusta de los Goya es los momentos emocionantes que nos deja. Ese público en pie con los Goyas de Sacristán o Velasco, el bonito homenaje a los que fallecieron, el gesto de Bayona con Belón, las lágrimas de Macarena, la emoción incontenida del actor de "Juan de los muertos" al recibir el Goya a película iberoamericana, .... Sólo por todo eso merece la pena seguir pendientes de los premios del cine español.

José Daniel Díaz