La Alfombra Roja

martes, 5 de marzo de 2013

Crítica: "Dando la nota"

Gracias a Sensacine pudimos acudir al preestreno de "Dando la nota", la nueva comedia musical de Jason Moore interpretado por Anna Kendrick. Una película amable, entretenida, y llena de música, ideal para disfrutarla con los amigos con un buen bol de palomitas delante.

Jason Moore, gran desconocido para el público, dirige un musical muy alejado al estilo "Los miserables" ó "Moulin Rouge". Su objetivo, claro y certero, es mezclar la filosofía "Grease" con la de "High School Musical", aportando algunas bromas al más puro estilo "Ted". Todo ese refrito desemboca en "Dando la nota", una singular incursión en el mundo universitario americano.


Las sensaciones al salir del cine son positivas. Sin duda, mucho tiene que ver la interpretación de la ascendente Anna Kendrick ("Crepúsculo", "Up in the air"), quien tiene todos los mimbres para convertirse en la próxima novia de América. No es especialmente guapa, ni sexy, ni simpática pero muestra un fuerte encanto natural que la hace especialmente atractiva.

En esta historia de competiciones artísticas del canto "a capela", le acompañan un buen grupo de secundarias que ya se están convirtiendo, en algunos casos, en necesarias para cualquier comedia americana. Encabeza ese reparto Rebel Wilson, auténtica en su papel de "Amy la Gorda" y, sin duda, una de los papeles más divertidos.

Es recomendable asistir al pase de esta película en compañía de amigos y sin mayor pretensión que echar unas risas. El que busque respuestas filósoficas, un guión profundo ó algo de mayor calado intelectual, deberá olvidarse de pagar por este título. Su fundamento y punto fuerte es la búsqueda de la sonrisa apoyado en un buen puñado de canciones actuales, muy apreciadas por el público más adolescente.