La Alfombra Roja

lunes, 13 de mayo de 2013

Crítica: "Objetivo: La Casa Blanca"

Por enésima vez, Estados Unidos está en alerta. No, esta vez no son los rusos, tampoco los terroristas islámicos, ni siquiera son chinos y tampoco parecen americanos locos con algún trauma que les hace odiar a todo el mundo. Ahora el peligro tiene nacionalidad coreana y éstos no se andan con chiquitas, no planean un ataque militar a una base americana ó una bomba en algún centro comercial; lo que buscan es destruir la mismísima Casa Blanca. Antoine Fuqua le da sentido en "Objetivo: La Casa Blanca", un palomitero título cuyo mayor virtud es ofrecer lo que se espera, y nada más.

El director Antoine Fuqua vuelve a demostrar su falta de estilo. Cada día estoy más convencido de que "Training day" fue un golpe de suerte porque, a partir de ahí, ha encadenado películas a cual más olvidable: "Lágrimas del sol", "El rey Arturo", "Los amos de Brooklyn"... una decepción tras otra. Eso sí, trabajo no le falta. Para 2014 ya tiene cuatro proyectos entre los que se encuentra la esperada biopic del narco Pablo Escobar.

"Objetivo: La Casa Blanca" inicia de manera trepidante. Rápidamente se desata el conflicto, la alarma se instala y todo recae en un sólo hombre, un antiguo jefe de seguridad del Presidente, que tendrá que arreglar este desaguisado. El problema es la falta de continuidad, la caída sin red de todo el ritmo de la película y la sensación de estar viendo "La jungla de cristal" pero con Gerard Butler en lugar de Bruce Willis.

Cada vez es más difícil creer que un solo hombre puede acabar él solito con toda una cédula terrorista sin llevar capa, batmovil o la armadura de Iron Man. Aceptando a regañadientes este hecho, el componente patriótico tan exagerado de la película te vuelve a sacar de la historia con momentos antológicos más propicios para arrancar una sonrisa que otra cosa.


Lo que sí es cierto es el completísimo plantel que participa en este film. Acompañando a Gerard Butler nos encontramos con Morgan Freeman, Aaron Eckhart, Melissa Leo, Ashley Judd, Angela Basset, etc. que cumplen las expectativas conocedores de cuál es el auténtico protagonista: La acción.

Gracias a nuestros amigos de Sensacine tuvimos la oportunidad de ver en primicia este trepidante thriller, que si bien no encontrará hueco en nuestra filmografía preferida, no podemos negar su eficacia para llegar a un público ansioso por disfrutar de una película donde la acción y los efectos especiales sean los verdaderos motores de la historia. 



José Daniel Díaz