La Alfombra Roja

lunes, 10 de junio de 2013

Crítica: "Ahora me ves"

El cine es ilusión y las películas de magia son ilusión dentro de la ilusión. Esto que parece tan enrevesado, se entiende mucho mejor cuando disfrutas de títulos como "Ahora me ves", un thriller donde nada es lo que parece. Entretenimiento puro, dinamismo y sorpresa, son sus mejores trucos. Sin llegar a la excelencia, consiguen captar el interés del espectador que disfruta una y otra vez con los distintos ejercicios ilusionistas de los protagonistas.

Louis Leterrier ("Furia de titanes", "El increíble Hulk") se rodea de un buen puñado de caras conocidas para dar forma a una película para todos los públicos, de los que se disfrutan en grupo y divierte conversar sobre ella. "Los cuatro jinetes" son cuatro magos (bastante listillos) que se ven unidos por la convocatoria de un extraño personaje. A través de sus espectáculos roban a los ricos para dárselo a los pobres cual robin hood contemporáneo, aunque su misión real es mucho menos mágica.


Todo el peso de la trama recae en un guión lleno de ingenio que sólo falla en un deshilachado final que no debe restar méritos a su divertida apuesta. Ya sabemos que cuando se promete mucho, es difícil cubrir las expectativas. Aún así, se agradecen los trucos, el juego al despiste y los toques de humor.

Difícil es no valorar los cara a cara entre dos grandes como Michael Caine y Morgan Freeman. Aunque sus papeles son secundarios, uno no puede dejar de disfrutar de sus interpretaciones. Los magos están encabezados por Jesse Eissenberg ("La red social") al que acompaña un veterano como Woody Harrelson ("Asesinos natos") y dos promesas como Isla Fisher ("El Gran Gatsby") y Dave Franco ("Memorias de un zombie adolescente"). Sin alardes, encajan correctamente en sus papeles al igual que el detective que les persigue encarnado por Mark Ruffalo ("Los chicos están bien").

Por tanto, aunque el público tendrá que esperar hasta el 19 de julio para verla estrenada en las carteleras españolas, vale la pena apuntársela para disfrutarla en un típico cine de verano. Muchas gracias a nuestros amigos de Sensacine por volver a contar con nosotros para este pase.