La Alfombra Roja

domingo, 29 de septiembre de 2013

Análisis del decepcionante palmarés de la 61 edición del Festival de cine de San Sebastian


Os voy a nombrar a los miembros del jurado: Los directores Todd Haynes, Valeria Bruni Tedeschi y Cesc Gay, los actores Paulina García y Diego Luna, la productora Mariela Besuievsky y el músico David Byrne. Estos señores han sido los responsables de uno de los palmarés con menos sentido que yo haya vivido en un gran Festival como es éste.

Conceder la Concha de Oro a "Pelo malo" de Mariana Rondón sólo es entendible por la mediocridad que ha hecho gala la Sección Oficial de este año. Esta película venezolana pequeña, correcta pero olvidable, ha triunfado contra todo pronóstico. Junior es un niño que tiene 9 años y el “pelo malo”. Él lo quiere alisar para la foto de su escuela, y así verse como un cantante de moda, lo que crea un enfrentamiento con su madre Marta. Mientras Junior busca verse bello para que su mamá lo quiera, ella lo rechaza cada vez más.

Más admisible fue el premio especial del jurado para "La herida" de Fernando Franco. Otra película pequeña pero de mayor carga cinematográfica. Su análisis sobre el transtorno límite de personalidad es crudo y real a partes iguales. De igual forma era esperable la Concha a mejor actriz para Marian Alvarez por esta misma película, un papel complejo donde la protagonista exhibe todo su talento.

Volvemos al desconcierto con la Concha a mejor actor para Jim Broadbent por "Le week-end", una de las peores películas presentadas en la Sección Oficial y que, aunque es indudable el talento del actor inglés, no puede ser merecedor a formar parte de un palmarés de este nivel. Las apuestas estaban más dirigidas a Antonio de la Torre, Jake Gyllenhaal ó Javier Cámara.

Y por si fuera poco la mejor dirección ha recaído en Fernando Eimbke por "Club Sandwich", una película que va de menos a más según todas las críticas. Posiblemente David Trueba ó Denis Villeneuve hubieran sido alternativas más justas a la del director latinoamericano.

Sin objeción a las dos últimas Conchas. La mejor fotografía para "Caníbal" de Manuel Martín Cuenca y el mejor guión para "Quay D´orsay" de Bertrand Tavernier. Ambas estaban en todas las quinielas.

Sorprendente, por no decir indignante, el total desprecio de este jurado a las dos mejores películas presentadas en el Festival. "Enemy" de Denis Villeneuve y "Vivir es fácil con los ojos cerrados" de David Trueba merecían un espacio importante entre los premiados. Una gran desilusión sólo comparable a la que vivió hace unos años "El secreto de sus ojos", favorita en todas las apuestas y que se fue de vacío.

Aquí os dejo el tráiler de la ganadora:

José Daniel Díaz