La Alfombra Roja

sábado, 15 de febrero de 2014

Crítica: "Her"

La irrupción bestial de las nuevas tecnologías necesitaba ya una película que integrara, con una perspectiva real, su influencia en las relaciones interpersonales. "Her" de Spike Jonze no podía haber retratado mejor nuestro futuro comportamiento (quizás más cercano de lo que parece). Magnífica película, nominada al Oscar, que, desde un punto de vista íntimo, nos sumerge en el debate de hasta qué punto las máquinas influirán en nuestros sentimientos y cómo afectará al contacto entre los propios seres humanos. 

Spike Jonze es de esos directores cuyo arco de influencia no es inmenso, pero sí muy fiel. Sus títulos, como "Adaptation" ó "Cómo ser John Malkovich", se han convertido en películas de culto por sus más fieles seguidores. Es uno de esos directores que gustan a la crítica pero que nunca llega al gran público, precisamente por ese halo independiente que cubre toda su obra. En "Her" mantiene ese ambiente indie pero se rodea de cuatro actores de gran proyección internacional como son Joaquin Phoenix, Amy Adams, Rooney Mara y Scarlet Johansson, a la que no vemos pero sí escuchamos durante casi todo el metraje.


El propio director firma un guión que triunfó en los pasados Globos de Oro y que, sin duda, es lo más interesante y llamativo del film. Theodore (Joaquim Phoenix) está divorciado, sólo y al borde de la depresión. Un nuevo sistema operativo instalado en su ordenador se convertirá en su mejor aliado, alguien que el paso de tiempo y las experiencias modifican sus sentimientos de una manera tan humana que resulta difícil pensar que es una máquina. Su relación se irá estrechando cada vez más hasta llegar... al amor?

La evolución de esa relación entre el hombre y el ordenador, según "Her", es comparable a la que pueda existir entre dos seres humanos. La diferencia, y lo que hace que sea más atractiva, es su adaptación a nuestros gustos, necesidades y sentimientos. Nos dice en cada momento lo que necesitamos oír, está siempre que requerimos su presencia y no nos recrimina ninguna actuación. Es un compañero/a idílico/a a la que únicamente le falta cuerpo para ser perfecta.

No es tan aventurado lo que propone Spike Jonze, ni mucho menos. De hecho, lo que más asusta es el convencimiento de que este "ser inteligente" acabará llegando y marcará el futuro de cómo serán las parejas venideras. Joaquin Phoenix vuelve a estar excepcional en un papel complejo, en el que se ve obligado a mostrar un buen número de sentimientos sin tener nadie enfrente. Es un ejercicio actoral que podría caer en la jocosidad o el escepticismo y, sin embargo, él logra una gran dosis de credibilidad.


Fantástica película, por tanto, la que podréis encontrar en "Her" a partir del 21 de Febrero en la cartelera española. Una auténtica historia de amor adaptada a los nuevos tiempos, el romance del siglo XXI. Delicada, emocionante, transgresora y real a la vez, impactante y sobresaliente son los adjetivos que me vinieron a la cabeza al salir de la sala. Pasa el tiempo y me corroboro en esa primera impresión, creo que estamos ante una de las películas del año.



José Daniel Díaz