La Alfombra Roja

domingo, 21 de septiembre de 2014

La historia futurista "Autómata" de Gabe Ibáñez decepciona en el Festival de San Sebastián


Jornada de domingo. Las calles llenas de gente en otro veraniego día en San Sebastián. Las grandes figuras internacionales van llegando a la capital donostiarra y hoy era uno de esos días donde los grandes nombres afloraban en las salas. Se presentó en Sección Oficial tres películas: "La entrega" de Michael R. Roskam, "Autómata" de Gabe Ibáñez y "Una segunda oportunidad" de Susanne Bier.

Empezaremos con la que, de momento, es la gran decepción de lo que llevamos de Festival. "Autómata", producida y protagonizada por Antonio Banderas, pretende ser un nuevo género: Cine de autor futurista. Como podéis imaginar el resultado es muy flojo. Esta historia, datada en el 2044, plantea la ya habitual controversia de la rebelión de las máquinas. 

En un momento dado, los robots se volverán contra los humanos y entonces sufriremos las consecuencias. Esa es la idea principal de una película cuyo primer y fundamental defecto es que lo que cuenta no nos interesa. Es un relato sin alma, aburrido que sólo se salva por el apartado técnico.

En rueda de prensa Antonio Banderas comentó que había tenido que pedir muchos favores para poder hacer la película, que cuenta con un presupuesto de 5 millones de euros y se rodó en Bulgaria.

Mejor resultado ha dado "La entrega" de Michael R.Roskam, un homenaje al cine negro que logra desconcertar al espectador y que ha sido recibido con aplausos en Donosti. Este título plantea el movimiento del dinero en los bares controlados por la mafia chechena y nos regala una brillante interpretación del trío protagonista: Tom Hardy, Noomi Rapace (presente en Donosti) y el desaparecido James Gandolfini.

La última película en Sección Oficial del día fue "Una segunda oportunidad" de la oscarizada directora Susanne Bier. Película danesa interpretada por Nikolaj Coster-Waldau (Jamie Lannister en Juego de tronos) no apta para todos los públicos por su intensidad emocional y su desgarrador relato. Más de una lágrima cayó en la sala por la dureza de la historia que relata la muerte prematura de un bebé y sus consecuencias.


En la rueda de prensa posterior la directora admitió que le gusta hacer paralelismos aunque sin ser blanco o negro, siempre desde la complejidad. La película también ha sido bien acogida en San Sebastián.

José Daniel Díaz