La Alfombra Roja

viernes, 17 de octubre de 2014

Burying The Ex de Joe Dante clausura una fantástica edición del Festival de Sitges

El Festival de Sitges lamentablemente llega a su fin. Un repartido palmarés ha premiado los mejores títulos de la Sección Oficial entre los que ha destacado "Orígenes" de Mike Cahill que se ha llevado la mejor película y "The Babadook" de Jennifer Kent con una mención especial del jurado y el premio a la mejor actriz para Essie Davis, ex.aequo con Julianne Moore por "Maps to the stars" de David Cronenberg.

Joe Dante en persona  ha clausurado la 47ª Edición del Festival de Sitges con "Burying The Ex", su nueva “comedia terrorífica”. Él mismo nos ha presentado, además de la película, un pase especial del clásico y mítico film "Gremlins", uno de los títulos más importantes de su amplia filmografía.


¿Qué estaría dispuesta a hacer tu ex-novia cadáver por continuar vuestra relación?

Este es el punto de partida de la película que nos narra la historia de Max (Anton Yelchin), amante de los clásicos del terror que trabaja en una tienda de disfraces, dispuesto a dejar a su pareja actual Evelyn, (Ashley Greene), vegana y defensora hasta el extremo de las tendencias sostenibles que no contaminan el medioambiente. Ésta sufre un accidente y muere  delante de Max justo antes de que éste haya dado el paso de dejarla.

Max se siente culpable y se encierra en casa durante un tiempo. Cuando consigue salir de nuevo e intenta rehacer su vida junto a Olivia (Alexandra Daddario), recibe una visita un tanto sorprendente: su ex-novia zombificada.


La alocada carrera que seguirá Max para que Olivia no sepa la verdad y no descontentar a “Evelyn  Zombie” nos llevará a un impresionante homenaje a las películas ochenteras que tanto gustaban al público, con excelentes guiños a los grandes de las películas de zombies y terror clásico como George A. Romero, Christopher Lee o Bela Lugosi y al hoy moderno fenómeno Zombie que está tan presente en el cine. 

Con este guión, Dante nos muestra su parte más cómica, con los tópicos de ese cine de Serie B, que tanto se echaba de menos.

David Sanmartí