La Alfombra Roja

jueves, 9 de octubre de 2014

Crítica: "Mi vida ahora"

En la Sección Oficial Fantástic del Festival de Sitges se ha presentado la última producción de Kevin MacDonald, la apocalíptica "Mi vida ahora", un pesimista relato sobre el futuro a través de la mirada de unos chicos inocentes. Saoirse Ronan, Tom Holland (el niño de "Lo imposible") y George MacKay son los protagonistas de esta historia que, de momento (y esperemos por mucho tiempo), es pura ciencia ficción.

El director de la aclamada "El último rey de Escocia" nos trae una unión sentimental devastada por el comienzo de la III Guerra Mundial. Una joven americana se enamora de su primo británico en una visita a Europa que se ve obligada a realizar. Cuando su relación empieza a funcionar, el conflicto cambiará todos sus planes.


Kevin MacDonald se apunta a películas tipo "Señales" de Shyamalan donde sabemos que algo está pasando ahí fuera, pero no sabemos bien qué. No le interesa desarrollar el contexto ni la situación global porque su relato es íntimo, muy pequeño. Su cámara enfoca a esos chicos jóvenes que se ven superados por una situación que no son capaces de controlar.

El mejor referente, y para mí el más acertado, sería "Amanecer rojo" de John Milius, una inolvidable película de 1984 que mostraba la reacción de un grupo de adolescentes ante la invasión por sorpresa de su país. "Mi vida ahora" no logra alcanzar el grado de intensidad y emoción que transmitían los protagonistas de este mítico film, aunque el grupo de actores jóvenes bien se podrían comparar por su acertado trabajo y el fantástico futuro que les espera.

Aunque la película entra de lleno en la proximidad apocalíptica del mundo, ésa no es la trama esencial de la película. En realidad, y no nos engañemos, estamos hablando de una historia de amor interrumpida que se maneja en un ambiente hostil. La esperanza de volver a encontrarse es lo que les hace sobrevivir, el afán de superación como única forma de alcanzar la meta.

La actriz irlandesa Saoirse Ronan, que empecé a descubrir a través de la heroína "Hanna", sigue acumulando papeles interesantes. Con tan sólo 20 años, su imparable carrera le está regalando personajes alejados del éxito rápido que, normalmente, se traducen en un olvido igual de rápido. Aunque tiene mucho que mejorar y demostrar, Daisy, su personaje en la película, es retratada con solidez y acierto.

"Mi vida ahora" carece de información y crea cierto desconsuelo en el espectador pero en contraposición nos revela lo que nos podría suceder en un futuro cercano nada halagüeño que ojalá nunca lleguemos a conocer.



José Daniel Díaz