La Alfombra Roja

martes, 22 de septiembre de 2015

Fin de semana variado en la Sección Oficial del Festival de cine de San Sebastian

El primer fin de semana en el Festival de San Sebastian fue frenético. Se presentaron multitud de películas en la Sección Oficial entre las que hemos querido destacar tres de ellas: "Truman" de Cesc Gay, "Mi gran noche" de Alex de la Iglesia y "21 nuits vec Pattie" de Arnaud Larrieu y Jean-Marie Larrieu.
 

Empezaremos por la que, de momento, se perfila como posible ganadora de alguna de las Conchas. En "Truman" de Cesc Gay nos encontramos con una historia emotiva, tierna y cercana. Se podría decir que es una película pequeña en su formato pero inmensa en su contenido. Además Ricardo Darín y Javier Cámara nos regalan unas interpretaciones de auténtico de lujo.

"Truman" es una bella historia de amistad. Julian (Ricardo Darín) tiene una enfermedad terminal y recibe la visita de su mejor amigo Tomás (Javier Cámara) desde Canadá para pasar unos días con él y con Truman, su fiel perro.

El film es un homenaje a las relaciones humanas, a la amistad, a valorar más una mirada que una palabra, a los diferentes tipos de amor que puede haber, a la vida como un homenaje previo a la muerte.

Y de lo íntimo a lo alocado, porque fuera de competición entraba en escena la última película de Alex de la Iglesia, la comedia "Mi gran noche". Su atractivo principal era la presencia de Raphael tras más de 30 años sin protagonizar una película y hay que decir que es uno de los grandes aciertos del film.


Personalmente me resulta difícil catalogar este estrambótico programa de fin de año, donde la mentira y la hipocresía se mezclan con el humor y la crítica social. Un surrealista cuento donde además de destacar el gran artista Raphael también consiguen un logrado papel Mario Casas, Carlos Areces, Pepón Nieto, Hugo Silva y Jaime Ordoñez.

Aún así desconcertante cuanto menos. No se si es una auténtica genialidad o la gran chorrada ideada un día de borrachera. Lo que sí es verdad es que algunos momentos te arrancan la carcajada y eso tiene mérito.

Por último "21 nuits avec Pattie" de Arnaud Larrieu y Jean-Marie Larrieu no logró pasar del aprobado justito. Un arranque prometedor se desvanece en un enrevesado drama sinsentido con muertos desaparecidos, relatos sexuales escabrosos, personajes dantescos y un final horroroso. Pese al destacable trabajo de Isabelle Carré, el reencuentro de una hija con su madre fallecida tras muchos años sin contacto nos dejó un amargo sabor de boca.

Finalmente quería destacar el simpático trabajo que se presentó en Zabaltegi dirigido e interpretado por Fernando Colomo. "Isla bonita" parece un autoretrato del director que, marcándose un personaje a lo Woody Allen a la española, desgrana una historia sencilla, con pizcas de humor inteligente y entretenida de principio a fin. Agradable sorpresa.

José Daniel Díaz