La Alfombra Roja

jueves, 24 de septiembre de 2015

La Sección Perlas del Festival de San Sebastian no decepciona en esta 63 edición

Si hay una sección especialmente atractiva en el Festival de San Sebastián, ésa es "Perlas". En este espacio el Festival recopila los mejores títulos que pasaron por otros Festivales ó grandes películas que por algún motivo no pueden presentarse en sección oficial pero que tienen una enorme calidad.

Hirokazu Kore-edaEn este post queremos destacar cuatro títulos que pasaron por esta sección. Y empezaremos por una auténtica maravilla japonesa llamada "Nuestra hermana pequeña" del maestro Hirokazu Kore-eda. Este director ya nos encandiló con otras películas como "Kiseki" ó "De tal padre, tal hijo", y siempre se ha especializado en contar historias sencillas, incluso rutinarias, pero dotándolas de una extrema sensibilidad. 

En esta ocasión vuelve a emocionarnos con un retrato de familia, en concreto tres hermanas, que descubren la existencia de una cuarta hermana concebida por una segunda mujer de su padre. Su relación con ella, los miedos que las invaden, la adaptación y la culpa son sólo algunos de los aspectos que destacan en este fantástico film. Aún nos preguntamos por qué Cannes no quiso premiar a uno de los títulos del año.

Menos emoción nos genera otra película que pasó por Cannes y que recibió el premio a mejor director en el certámen francés. "The assassin" de Hou Hsiao-Hsen es un tedioso ejercicio de planos fijos, silencios eternos y desesperante ritmo que intenta trasladarnos a la China del siglo IX, una época donde la tiranía dominaba el país. En ese contexto, una mujer educada por una monja en las artes marciales, intenta repartir justicia con su espada.

No es una mala película, pero desde luego no es apta para todos los públicos. Lejos de lo que pueda parecer, apenas hay acción aunque destaca su fantástica fotografía y un vestuario realmente impactante.

Sorprendente nos pareció "Anomalisa", una película de animación de Charlie Kaufman, que se llevó el gran premio del jurado en Venecia. Si bien su guión no aporta nada nuevo, nos encontramos con una auténtica revolución en el formato. La animación es tan espectacular que sólo por eso ya merece la pena atreverse con ella.

La historia cuenta el vacío de un hombre que, aprovechando un viaje para dar una conferencia, intenta encontrar una mujer que le acompañe esa noche y comparta habitación de hotel con él. Poca originalidad en la trama aunque se nota una enorme creatividad en la técnica. Un experimento de bello resultado.

Finalmente nos queda por analizar "Yo, él y Raquel" de Alfonso Gómez-Rejón, un forzado intento de satisfacer al público indie con unos supuestos diálogos incorrectos pero con un trasfondo tremendamente tradicional. Premiada en el festival de Sundance, no podemos evitar recordar "Bajo la misma estrella" pero quitando romanticismo y añadiéndole bromas de instituto.

Ha tenido bastantes adeptos en la capital donostiarra, pero personalmente me parece una película muy tramposa y dirigida a un espectador friki que le pueda hacer sentirse especial al verla.

José Daniel Díaz