La Alfombra Roja

domingo, 25 de octubre de 2015

Crítica: "Los últimos cinco años"

El cine musical ha resurgido de sus cenizas con mucha fuerza. Richard Lagravenese aporta su granito de arena adaptando al cine la obra musical de Jason Robert Brown estrenada en Broadway y ganadora del premio Tony. "Los últimos cinco años" está protagonizada por Anna Kendrick y Jeremy Jordan que demuestran su enorme talento como cantantes. Una historia de amor a la que le cuesta coger ritmo pese al meritorio trabajo de sus actores.

A nadie ya nos sorprende ver en la cartelera una película musical. En los últimos años algunas superproducciones se han entregado a este género con el favor de la crítica y el público como "Los miserables", "Frozen" ó "Mamma Mía" lo que ha animado a otros muchos a intentar conquistar ese nicho de mercado. No hay que olvidar que algunos de los grandes clásicos de la historia del cine basaron su éxito en la música como "Cabaret", "Sonrisas y lágrimas" ó "El mago de Oz".


No podemos comparar "Los últimos cinco años" con cualquiera de los títulos nombrados anteriormente ni por su intencionalidad ni por su presupuesto y expectativas. Esta historia de encuentros y desencuentros de pareja plantea el eterno conflicto entre amor y éxito profesional. Aquí Jamie (Jeremy Jordan), escritor de profesión, va descubriendo cómo su novela triunfa de forma inversamente proporcional al ritmo en que se derrumba su relación con Cathy (Anna Kendrick), una aspirante a actriz en horas bajas.

Richard Lagravenese acierta en mantener los continuos saltos temporales de la obra original que alternan los hermosos inicios de la relación y su progresivo declive. Gracias a ello, el pausado ritmo argumental se sostiene pese a un libreto algo escaso de originalidad porque su creatividad, precisamente, se encuentra en cómo ella va narrando la historia del final al principio mientras que él lo hace del principio al final, coincidiendo únicamente en el momento álgido de la relación. Seguramente en el teatro se pueda disfrutar mucho más de este ejercicio musical pero en la gran pantalla siempre se pide algo más, un plus de interés.

De los actores cabe destacar a la siempre fiable Anna Kendrick, cuya prodigiosa voz le ha supuesto participar en varios títulos de este género con bastante éxito como "Dando la nota", "Dando la nota aún más alto" ó "Into the woods". Actriz de moda en Hollywood tiene abundantes películas pendientes de estreno, entre ellas la tercera parte de "Dando la nota" donde volverá a repetir personaje y talento musical y "Mr.Right", película dirigida por Paco Cabezas.


Si no eres un seguidor de los musicales, este título podría agotarte porque el guión es una suma de canciones que muestran la situación y estado de ánimo de los personajes. Este recurso, utilizado con éxito en "Los miserables" ó "Sweeny Todd", aquí agota al espectador poco acostumbrado a los musicales. Es difícil transmitir pasión, tristeza ó ira simplemente cantando.

Película llena de buenas intenciones que pierde nota por su falta de ritmo aunque los amantes del género disfrutarán de tener Broadway un poquito más cerca.



José Daniel Díaz