La Alfombra Roja

lunes, 16 de mayo de 2016

Crítica: "Vulcania"

Estrenada en marzo de este año con apenas 26 copias, "Vulcania", ópera prima de José Skaf, se presentó en el pasado Festival de cine fantástico y de terror de Sitges con valoraciones positivas. Esta película es una meritoria incursión en un género que cada vez tiene más peso y seguidores en nuestro cine.



El director, licenciado en Comunicación Audiovisual en España y trabajador del Canal TCM, inicia "Vulcania" con la explosión en una mina donde perecen la esposa y el hijo de Jonás (Miquel Fernández) junto con el marido de Marta (Aura Garrido).

Mezclando drama, ciencia ficción y fantasía, "Vulcania" nos presenta un universo distópico sobre la lucha de clases en contra del poder preestablecido; donde toda una comunidad industrial vive de la extracción y explotación del acero, acatando a su vez, las estrictas órdenes de un líder, interpretado por José Sacristán, que ostenta el poder absoluto sobre la comunidad, o al menos eso parece.


A raíz de la explosión en la mina y del descubrimiento de un misterioso libro, Jonás empieza a trabajar en la fundición del pueblo, donde conocerá a Marta. Juntos empezará a investigar y a sospechar que no es cierto todo lo que se explica referente a la explosión. De esta manera, Jonás intentará hacer ver a Marta que hay mucho más allá de lo que se ha explicado. Para ello desafiarán las normas establecidas para conseguir descubrir la verdad.


La película, con claras alusiones a destacados títulos del género como “El Bosque” (2004), de M. Night Shyamalan o series tan de moda como “Wayward Pines” (Chad Hodge, 2015), donde nada es lo que aparenta ser, nos sorprendió bastante en su presentación a concurso en la sección “Oficial Fantastic Competición”.



David Sanmartí
@ddsanmarti