La Alfombra Roja

sábado, 31 de diciembre de 2016

Crítica: "Assassin´s Creed"

Gracias a los Blogos de Oro y a Sensacine tuvimos la oportunidad de asistir al preestreno de "Assassin’s Creed", la nueva película de Justin Kurzel ("Macbeth", 2015). Por un lado me generaba unas ganas tremendas de ver la adaptación cinematográfica de ese videojuego al que tanto tiempo le había dedicado (con un elenco de actores de talla mundial) pero, a la vez, con un cierto temor a encontrarme con otra adaptación fallida y falto de sentido. En este caso, podríamos decir que ha superado las expectativas en todos los aspectos.


La trama gira en torno a Callum Lynch (Michael Fassbender), quien encuentra una segunda oportunidad de una misteriosa organización privada dirigida por Alan Rikkin (Jeremy Irons), y su hija Sophia Rikkin (Marion Cotillard) que le consiguen salvar de una muerte segura en el corredor de la muerte a cambio de su colaboración forzada.

Y es que Lynch, gracias a una revolucionaria tecnología que permite entrar en los recuerdos genéticos, tendrá que revivir las andaduras de un antepasado suyo llamado Aguilar de Nehra, que vivió en la España del Siglo XV. Aguilar pertenecía a una secreta organización llamada Asesinos (Assassins) y su razón de ser era enfrentarse a la poderosa organización de los templarios dirigida por la antigua Inquisición. A medida que vaya adquiriendo habilidades de su antepasado, Lynch comprobará que los templarios de antaño se han modernizado y siguen siendo igual o más peligrosos que antes.


La adaptación es una más que aceptable obra del juego creado por Ubisoft, la compañía creadora del juego, que en esta ocasión se ha asociado con New Regency y 20th Century Fox, para conseguir recrear este mundo. Incluso su protagonista Michael Fassbender se ha involucrado de una manera más intensa como productor del film.

La trama en sí deja bastantes lagunas abiertas, que probablemente generará dudas para más de uno que no haya llegado a jugar a los juegos. Información que se da por hecho que se sabe, o conexiones que no acaban de entenderse entre personajes. Las secuencias en el Siglo XV son espectaculares, y los efectos especiales y las coreografías de combate son dignos de mención. También destaca la banda sonora que acompaña las andaduras de nuestro asesino preferido.


En definitiva, y teniendo en cuenta que es la primera de una saga cuyo objetivo es introducirnos en el mundo de Assassin´s Creed, la considero una más que aceptable adaptación a la gran pantalla.


David Sanmartí
@ddsanmarti