La Alfombra Roja

domingo, 5 de febrero de 2017

Crítica: "Melanie. The girl with all the gifts"

Continuando con el Sitges Tour que está presentando la distribuidora A Contracorriente Films, esta semana ha llegado a los cines españoles “Melanie. The girl with all the gifts”, una película presentada en el Festival de cine fantástico y de terror de Sitges, donde convenció alzándose con el premio a la mejor actriz (Sennia Nanua), y posteriormente preestrenada también en el Festival de cine de terror de Molins de Rei.

La película, adaptación del cómic homónimo de Mike Carey (donde es guionista), a cargo del director Colm McCarthy, nos presenta un futuro distópico, en el que la humanidad ha sido asolada prácticamente en su totalidad por una especie fúngica que contiene un virus que provoca un hambre asesino en las personas. En medio del caos, un grupo de científicos investiga a una generación de niños y niñas nacidos bajo la influencia de este virus. Estos niños parecen ser parcialmente humanos, a pesar de tener la necesidad de saciar su hambre.


La media hora inicial es sublime. Nos presenta a la joven Melanie (Sienna Nanua), una de las niñas medio humanas que destaca entre el resto, que junto con la científica y profesora Helen Justineau (Gemma Arterton), la doctora Caroline (Glenn Close) y el sargento Eddie Parks (Paddy Considine) intentan buscar una cura para combatir la epidemia. Precisamente este último actor había coincidido con el director en la serie Peaky Blinders, disponible en la plataforma Netflix.

En sí, el film no es más que otra película de zombis, con supervivientes, sangre y gore a espuertas. Sin embargo, en esta ocasión se ahonda en dilemas más morales y éticos que nos sorprendieron mucho y gratamente.


Cabe destacar la interpretación de la jovencísima Sienna Nanua, excelente en su papel de joven infectada y portadora del virus. Además le acompañan dos veteranas con muchos títulos a sus espaldas: Glenn Close y Gemma Arterton. Gracias a su buen trabajo y al sorprendente guión de Mike Carey (que hace un cameo en la película) consiguen convencernos en esa evolución de la trama que poco a poco va dejando de lado el universo zombie para centrarse en un acto final más dramático.

Tenemos que reconocer que todo el público demostró su sorpresa con ese giro de guión tan arriesgado y efectivo a la vez. Como ya comenté en twitter a la salida de la proyección: ¿los zombies? Lo de menos.


David Sanmartí
@ddsanmarti