La Alfombra Roja

domingo, 19 de febrero de 2017

Crítica: "Múltiple"

M. Night Shyamalan vuelve a la gran pantalla (por fin) con una película digna de mención. Tras los éxitos cosechados con películas como "El sexto sentido" (1999) o "El protegido" (2000), vinieron grandes batacazos en taquilla como "El incidente" (2008) o "After Earth" (2013) que pese a venir avaladas por un alto presupuesto se quedaron en el olvido y con unas críticas realmente nefastas.
Ahora nos presenta "Múltiple", una muy interesante propuesta que recupera al mejor Shyamalan que ya vislumbrábamos en "La visita" (2015).



"Múltiple" arranca con el secuestro de Casey (Anya Taylor-Joy) y dos compañeras de clase a manos de Kevin (James McAvoy) que las encierra en un zulo bajo tierra. A medida que las chicas conversan con su captor Kevin, empezarán a darse cuenta de que éste no siempre es Kevin. A veces se presenta como Dennis, un maníaco depresivo, otras como Barry un sensible diseñador e incluso como Hedwig, un niño de tan solo 8 años. De esta manera, las diferentes identidades pugnan por anular al resto de personalidades.


El objetivo de Casey y sus compañeras será intentar convencer a alguna de las personalidades para que les ayude a escapar de su cautiverio…

La trama mantiene el interés bien acompañada por la Banda Sonora de West Dylan Thordson, responsable de la música en títulos como "Joy" ó "FoxCatcher".

Debo decir que Anya Taylor-Joy me impresionó con su papel en el film de "La Bruja" y, a pesar de que aquí no llega a ese nivel interpretativo, está maravillosa. En este caso, toma las riendas como coprotagonista en una trama que utiliza el recurso de los flashbacks para contarnos su historia personal. Finalmente encadena con la historia de Kevin despertando en ella antiguos miedos enterrados que le dan fuerza para enfrentarse a su cautiverio.


Ni que decir tiene que lo mejor de "Múltiple", con diferencia, es James McAvoy y su impresionante interpretación de las diferentes personalidades. Su labor es hipnótica, y lo borda en todas ellas. Hay que destacar que su trabajo a nivel gestual y emocional. Seguramente habría valorado aún más este trabajo interpretativo si hubiera disfrutado de la película en versión original ya que, al verla doblada al castellano, resulta difícil valorar toda la complejidad del personaje y todo lo que aporta el actor.

Sin duda, recomiendo encarecidamente que disfrutéis de este thriller atípico, porque el mejor Shyamalan ha vuelto y con él se abre una puerta que pensábamos cerrada hace mucho tiempo.. Tendréis que verla para saber de qué hablo….



David Sanmartí
@ddsanmarti