La Alfombra Roja

jueves, 27 de noviembre de 2008

Crítica: "El Greco"

Coproducción grecoespañola que explora la vida del famoso pintor griego afincado en Toledo que recreaba, a través de sus lienzos, a los hombres como santos. Dirigida por Yannis Smaraqdis el film muestra la eterna búsqueda del artista por encontrar su estilo.

Aunque la narración lleva un ritmo adecuado y visualmente es atractiva nunca llega a atrapar al espectador, no te sientes identificado con los personajes. El problema entre El Greco y el gran inquisidor Niño de Guevara nunca llega a convencer. No existe el choque frontal que la película requería; en ningún momento palpa el espectador la gran distancia que existe entre ambos.

En cuanto a las interpretaciones la valoración es desigual. Nick Ashdon como protagonista de la historia resulta convincente en su papel, se lo cree y hace que nos lo creamos.

El resto de actores principales no alcanzan el nivel exigido y no hablo tanto de Laia Marull, una de las grandes miradas del cine español, como del hispano-argentino Juan Diego Botto cuyo papel de inquisidor solventa con simpleza.
Y digo simpleza porque tiene un grave defecto: Intentar siempre que el personaje se adapte a él y no él al personaje. Durante el largometraje si ya has visto más películas suyas distingues gestos, detalles, sonrisas y movimientos que ya has reconocido en otros papeles de muy distinto género. A veces da la impresión de faltarle recursos para sacar adelante el diálogo. Esperemos que pronto vuelva a la buena senda que encontró en "Plenilunio" ó "Martin Hache".

Película recomendable para todo aquél amante del cine histórico que basa su relato en personas influyentes e importantes de la época. Ojalá el guión hubera entrado un poco más en los entresijos que existían de puertas hacia dentro.

José Daniel Díaz