viernes, 17 de octubre de 2014

Burying The Ex de Joe Dante clausura una fantástica edición del Festival de Sitges

El Festival de Sitges lamentablemente llega a su fin. Un repartido palmarés ha premiado los mejores títulos de la Sección Oficial entre los que ha destacado "Orígenes" de Mike Cahill que se ha llevado la mejor película y "The Babadook" de Jennifer Kent con una mención especial del jurado y el premio a la mejor actriz para Essie Davis, ex.aequo con Julianne Moore por "Maps to the stars" de David Cronenberg.

Joe Dante en persona  ha clausurado la 47ª Edición del Festival de Sitges con "Burying The Ex", su nueva “comedia terrorífica”. Él mismo nos ha presentado, además de la película, un pase especial del clásico y mítico film "Gremlins", uno de los títulos más importantes de su amplia filmografía.


¿Qué estaría dispuesta a hacer tu ex-novia cadáver por continuar vuestra relación?

Este es el punto de partida de la película que nos narra la historia de Max (Anton Yelchin), amante de los clásicos del terror que trabaja en una tienda de disfraces, dispuesto a dejar a su pareja actual Evelyn, (Ashley Greene), vegana y defensora hasta el extremo de las tendencias sostenibles que no contaminan el medioambiente. Ésta sufre un accidente y muere  delante de Max justo antes de que éste haya dado el paso de dejarla.

Max se siente culpable y se encierra en casa durante un tiempo. Cuando consigue salir de nuevo e intenta rehacer su vida junto a Olivia (Alexandra Daddario), recibe una visita un tanto sorprendente: su ex-novia zombificada.


La alocada carrera que seguirá Max para que Olivia no sepa la verdad y no descontentar a “Evelyn  Zombie” nos llevará a un impresionante homenaje a las películas ochenteras que tanto gustaban al público, con excelentes guiños a los grandes de las películas de zombies y terror clásico como George A. Romero, Christopher Lee o Bela Lugosi y al hoy moderno fenómeno Zombie que está tan presente en el cine. 

Con este guión, Dante nos muestra su parte más cómica, con los tópicos de ese cine de Serie B, que tanto se echaba de menos.

David Sanmartí 

jueves, 16 de octubre de 2014

Annabelle, la muñeca diabólica que se paseó por el Festival de Sitges


En el marco del Festival de cine de Sitges, pudimos visionar la esperada "Anabelle" dirigida por John R. Leonetti, precuela de Expediente Warren (The Conjuring). El director de, entre otras, "El Efecto Mariposa 2" o "Mortal Kombat: Aniquilación", ha contado para esta película con Anabelle Wallis, Ward Horton y Alfred Woodward

La película concursaba en la Sección Oficial Fantástica Especiales. En la presentación han asistido Anabelle Wallis y Gary Dauberman, protagonista y guionista del film respectivamente. Curiosamente ambos iban acompañados de la muñeca diabólica, que portaba en brazos Gary, y con la que pudimos fotografiarnos.

John Gordon, consigue el regalo perfecto para su mujer Mia, embarazada y a la que le apasionan las muñecas de porcelana. Después de una estúpida discusión con su esposa, John decide entregarle el regalo a su mujer y así ésta pasa a formar parte de su enorme colección de muñecas en la habitación del bebé.

Durante la noche un terrible asesinato sucede en la casa de sus vecinos de la que ellos mismos escapan, llegando casi a morir de manos de “Los hijos del Carnero”, una secta satánica que mata por placer. Una gota de sangre de una sectaria entra en el ojo de la muñeca Annabelle que despertará un mal antaño olvidado.

El film, a pesar de ser bastante previsible, es entretenido y a veces sorprendente. Aún así le falta algo. Ese algo que tiene "The Conjuring" o "Insidious", ambas del mismo género y que las han puesto como referentes en el género. 

El film de Leonetti queda bastante lejos de la excelente película de James Wan "The Conjuring", que ha sido calificada como una de las mejores películas de terror de los últimos tiempos. Posiblemente la precuela sobre la muñeca debería haberla continuado Wan para dejarla a la altura de su predecesora.

David Sanmartí

miércoles, 15 de octubre de 2014

Crítica: "Ninja Turtles"


Más de 20 años han pasado desde el estreno de la primera película de "Las tortugas Ninja", un auténtico éxito en los 90 que encuentra réplica en esta nueva versión de Jonathan Liebesman. Donatello, Raphael, Michelangelo y Leonardo, con su maestro la rata Splinter, regresan a las pantallas en "Ninja Turtles", una película de aventuras, llena de acción, que no deja un segundo para respirar.

Nuestro recuerdo inocente, de simples disfraces, ha dado paso a la era digital. Las tortugas se muestran más rudas, sucias y fuertes, y la inocencia se ha transformado en realidad virtual. Aún así la esencia se mantiene como se demuestra en la ironía de sus palabras, su afición a la pizza ó el uso del popular grito "Cowabunga!".

Algo que también se mantiene es el malvado Schredder (El triturador), un oscuro personaje que con su banda "El clan del pie", está atemorizando a toda la ciudad de Nueva York. April, reportera de televisión, ayuda a las tortugas mutantes en su deseo de salvar la ciudad.

El personaje de April, que interpreta Megan Fox, vuelve a ser la mejor aliada de las tortugas. Su personaje pretende ser fiel a la serie de los 80 y las películas de los 90. Esto es importante porque, por ejemplo, en un inicio Michael Bay había pensado que las tortugas fueran alienígenas, lo que había provocado la ira de los seguidores y, como consecuencia, el necesario cambio en el guión.

A pesar de la evolución del aspecto de estos curiosos héroes, su personalidad y diálogos nos retrotraen al pasado y esa es la gran virtud de "Ninja Turtles". El toque de Michael Bay es evidente en todo el film pero se ha logrado un mix bastante acertado optando por la acción y el humor en detrimento de un guión que es totalmente predecible.


Cine palomitero, entretenido y recomendable. Lo disfrutarán los amantes del género, los seguidores de la saga y los jóvenes que nunca pudieron disfrutar en una sala de cine de "Las tortugas Ninja". Por cierto, el divertido semicameo de Whoopi Goldberg es un motivo más para disfrutar de "Ninja Turtles".




José Daniel Díaz

martes, 14 de octubre de 2014

La Alfombra Roja - Especial Festival de Cine de Madrid-PNR

En el programa de "La Alfombra Roja" de esta semana tuvimos la oportunidad y el placer de entrevistar a Montserrat Santalla, presidenta de la Plataforma de Nuevos Realizadores y coordinadora del Festival de cine de Madrid-PNR que se está celebrando entre los días 11 y 18 de Octubre.


Además os traemos el análisis de los dos grandes estrenos del fin de semana: "Mi vida ahora" de Kevin MacDonald y "Perdida" de David Fincher.

Precisamente acabamos el programa repasando la filmografía del gran director David Fincher.

Recordar que "La Alfombra Roja" se emite todos los viernes de 19h a 20h en Radio Carcoma y dirige Cinedania y Claquetados. Podéis poneros en contacto con nosotros a través de radioalfombraroja@gmail.com o en twitter en @la_alfombraroja. Nuestra página de Facebook es https://www.facebook.com/LaAlfombraRojaRC.

Podcast del programa:



sábado, 11 de octubre de 2014

Starve, porque el cine gore también tiene cabida en el Festival de Sitges

La sala Brigadoon, un videoespacio alternativo que ofrece proyecciones Gore, Kitsch y underground y apuesta por el DVD como formato para la promoción del cine fantástico en particular y la cinefilia en general, comprende también las principales exposiciones del festival así como la zona de stands con los productos más fantásticos. La peculiaridad más importante de las cintas proyectadas en esta sala es que son en V.O. sin subtítulos en español. Están solo subtitulados en inglés si el film no es de habla inglesa.


Por tanto, no podíamos elegir mejor lugar para disfrutar de "Starve" en el Festival de Sitges, una película que plantea el dilema de qué serias capaz de hacer por un vaso de agua y un plato de comida.

Este es el punto de partida que nos brinda Griff Furst, director del film, en el que tres amigos, Beck, un novelista gráfico, su novia Candice y Jimi, inseparable amigo de Beck, siguen los pasos de una antigua leyenda urbana sobre niños salvajes caníbales y llegan a un pueblo prácticamente abandonado llamado Libertad, en Florida.

El recibimiento en el pueblo no es muy amigable, incluso les invitan a irse ante de que ellos formen parte de esa leyenda urbana. A partir de aquí las cosas se complican, cuando les roban el coche y Jimi vuelve andando a la última gasolinera que han estado para pedir ayuda. Los tres acaban secuestrados y encerrados en un instituto antiguo y abandonado donde tendrán que luchar para mantenerse con vida y poder beber un vaso de agua y un plato de comida.

"Starve" está interpretado por Bobby Campo ("Destino final 4"), Mariah Bonner ("La red social") y el veterano Cooper Huckabee ("Django desencandenado", "Cowboy de ciudad") y es un cruce a caballo entre la taquillera "Saw" y la "Matanza de Texas". Hará las delicias de los amantes de las películas gore, con un guión bastante previsible, pero con mucha mucha sangre.

David Sanmartí

viernes, 10 de octubre de 2014

Los Boxtrolls, la película de animación que ha revolucionado el Festival de Sitges


"Los Boxtrolls" es la nueva película de la productora de "Los mundos de Coraline" y forma parte de la Sección Oficial Fantástico Especiales del Festival de cine Fantástico y de Terror de Sitges. Dirigida por Anthony Stacchi y Graham Annable, pudimos disfrutar del film en el Auditori, la sala más grande que acoge al fiel público del Certámen y fue un lleno completo, con el añadido que pudimos disfrutar del film en formato 3D.

La película, rodada en formato Stop Motion, nos presenta a los Boxtrolls, unas criaturas que se dedican a reciclar los objetos que los habitantes de CheeseBridge desechan. La película se ambienta en la época Victoriana donde la codicia era patente en la Burguesía.

Los Boxtrolls son seres que habitan bajo tierra, en una enorme cueva adornada con infinidad de maquinaria, engranajes, chatarra y objetos de Metal. Todos ellos “visten” una caja que les identifica a cada uno haciéndolos únicos. Según el logotipo de esa caja reciben un nombre que los identifica. Son criaturas bondadosas y trabajadoras que construyen diariamente una gran cantidad de artefactos.

CheeseBridge se nos presenta como una sociedad ávida de poder donde la clase media no existe, y considera a los Boxtrolls temibles y agresivas criaturas que se alimentan de niños que secuestran por las noches.

Los sombreros blancos (la Burguesía) han contratado a un equipo de exterminadores (los sombreros rojos) para capturarles. Birlante el autoritario jefe de los sombreros rojos y sus esbirros, Trucho, Fideo y Panceta harán lo imposible para capturar a todos los Boxtrolls y conseguir así el prometido y deseado sombrero blanco que permitirá a Birlante formar parte de la alta sociedad y compartir así su pasión por el queso.


Entretenida y muy visual la nueva propuesta de estos animadores que además cuenta con un fondo importante como es el Reciclaje y la cultura de la optimización de energía. Todo ello visto a través de la mirada de estas entrañables criaturas que, sin duda, cautivará al público español como ya ha hecho con el americano.

David Sanmartí

jueves, 9 de octubre de 2014

Crítica: "Mi vida ahora"

En la Sección Oficial Fantástic del Festival de Sitges se ha presentado la última producción de Kevin MacDonald, la apocalíptica "Mi vida ahora", un pesimista relato sobre el futuro a través de la mirada de unos chicos inocentes. Saoirse Ronan, Tom Holland (el niño de "Lo imposible") y George MacKay son los protagonistas de esta historia que, de momento (y esperemos por mucho tiempo), es pura ciencia ficción.

El director de la aclamada "El último rey de Escocia" nos trae una unión sentimental devastada por el comienzo de la III Guerra Mundial. Una joven americana se enamora de su primo británico en una visita a Europa que se ve obligada a realizar. Cuando su relación empieza a funcionar, el conflicto cambiará todos sus planes.


Kevin MacDonald se apunta a películas tipo "Señales" de Shyamalan donde sabemos que algo está pasando ahí fuera, pero no sabemos bien qué. No le interesa desarrollar el contexto ni la situación global porque su relato es íntimo, muy pequeño. Su cámara enfoca a esos chicos jóvenes que se ven superados por una situación que no son capaces de controlar.

El mejor referente, y para mí el más acertado, sería "Amanecer rojo" de John Milius, una inolvidable película de 1984 que mostraba la reacción de un grupo de adolescentes ante la invasión por sorpresa de su país. "Mi vida ahora" no logra alcanzar el grado de intensidad y emoción que transmitían los protagonistas de este mítico film, aunque el grupo de actores jóvenes bien se podrían comparar por su acertado trabajo y el fantástico futuro que les espera.

Aunque la película entra de lleno en la proximidad apocalíptica del mundo, ésa no es la trama esencial de la película. En realidad, y no nos engañemos, estamos hablando de una historia de amor interrumpida que se maneja en un ambiente hostil. La esperanza de volver a encontrarse es lo que les hace sobrevivir, el afán de superación como única forma de alcanzar la meta.

La actriz irlandesa Saoirse Ronan, que empecé a descubrir a través de la heroína "Hanna", sigue acumulando papeles interesantes. Con tan sólo 20 años, su imparable carrera le está regalando personajes alejados del éxito rápido que, normalmente, se traducen en un olvido igual de rápido. Aunque tiene mucho que mejorar y demostrar, Daisy, su personaje en la película, es retratada con solidez y acierto.

"Mi vida ahora" carece de información y crea cierto desconsuelo en el espectador pero en contraposición nos revela lo que nos podría suceder en un futuro cercano nada halagüeño que ojalá nunca lleguemos a conocer.



José Daniel Díaz