La Alfombra Roja

sábado, 13 de junio de 2009

Crítica: "La caja de Pandora"

Este fin de semana se ha estrenado la película turca de Yesim Ustaoglu "La caja de Pandora", gran triunfadora de la Concha en el último Festival de San Sebastian. Una victoria que si bien para muchos supuso una sorpresa, para otros, entre los que me encuentro, fue la recompensa a la sobriedad, el ritmo, al sentimiento sin caer en el sentimentalismo y a una cuidada dirección de actores.

Todo empieza con el viaje de tres hermanos en busca de su madre, una persona mayor (perfectamente interpretada por Tsilla Chelton) que empieza a tener síntomas de Alzheimer. Pero ¿Quién se queda con ella? ¿Cómo la cuidan? Está claro que deben llevarla a la ciudad, que sola ya no se puede manejar pero ¿quién dedicará su tiempo a cuidarla?

En un mundo tan centrado en el trabajo, donde siempre nos falta tiempo, donde la paciencia la dejamos en la esquina cuando no es un cliente el que tenemos delante, cuidar de un ser querido es materialmente imposible.

Sin embargo su nieto, ése que no hace nada, que no sabe qué quiere hacer, encuentra un motivo para levantarse cada día: Pasear con su abuela y cuidarla. Esa relación tan estrecha supera la unión de sangre, tan molesta a veces.

Como podéis ver resulta fácil caer en la lágrima o conseguir un nudo en el estómago. Pero la película consigue que nos centremos en la situación que se muestra en pantalla. Un relato que traspasa fronteras, que puede sueder tanto en Turquía como en España. Exportable y recomendable cien por cien.

En un nublado San Sebastian ese día el cine se encargó de dar claridad.

José Daniel Díaz