La Alfombra Roja

sábado, 15 de agosto de 2009

Crítica: "Déjame entrar"

Desde hace poco tiempo tenemos disponible en DVD uno de los últimos éxitos de bajo presupuesto que hemos tenido este año. “Déjame entrar” usó el boca a boca para colocarse entre las 10 películas más taquilleras durante varias semanas.

Tengo que admitir que esperaba un poco más de la película. Esta historia de vampiros mezclado con el acoso escolar no acaba de cuajar. Para poneros brevemente en situación os contaré que la trama se centra en la llegada al barrio de una niña y su padre. Ambos guardan un secreto de lo más macabro: Ella es una vampira.

Pese a las advertencias del padre la joven se hará amiga de un vecino un tanto paradito que es carne de cañón para que le molesten los compañeros de clase.
Durante sus casi 2 horas de metraje nos encontramos con muchas historias paralelas que desvían la atención de lo realmente importante; por ejemplo el padre del niño no se entiende si quiere formar parte de algo o es un simple espectador con papel secundario.

La dirección es acertada; planos sencillos evitando escenas sangrientas gratuitas. La chica encaja muy bien en su personaje. Un papel que no resulta fácil pero gracias a unos ojos grandes que sabe utilizar a la perfección logra mostrar el lado frágil y duro a la vez. Su compañero de fatigas y actor principal del film no está al nivel de su “paternair”. Resulta excesivamente frío, apenas muestra sentimientos y utiliza la misma mueca para lo bueno y para lo malo.
Recomendable pero sin grandes pretensiones. La originalidad hay que premiarla y éste puede ser un buen punto de arranque para continuar mostrando un cine diferente.

José Daniel Díaz