La Alfombra Roja

sábado, 19 de septiembre de 2009

Silencio para Ozon y primeros silbidos para Trueba


Tras el paso del huracan "Pitt-Tarantino" y la marcha de los medios menos cinematográficos, el Festival retoma la normalidad pero con un ritmo endiablado. Fuera de concurso se presentaba lo último de Fernando Trueba, "El baile de la Victoria", precandidata por España para los Oscars y protagonizada por Ricardo Darín, Abel Ayala y Ariadna Gil entre otros. Un film que aburrió a la mayoría de los presentes e incluso se escuchó algún silbido esporádico. "Le refuge" de Francis Ozon tuvo silencio al finalizar la proyección aunque las sensaciones fueron positivas.

Ambientada en Chile y basada en el libro de Antonio Skármeta (que hace un pequeño papel en el film), "El baile de la Victoria" narra las vivencias de dos delincuentes que, gracias a una amnistía del Gobierno que afecta a 300 reclusos, salen de la cárcel. Ricardo Darín encarna a Nicolas Vergara Grey, uno de los atracadores más conocidos del país que sale con la firme convicción de recuperar a su mujer e hijo. Pero 5 años encerrado es demasiado tiempo y ellos ya han rehecho su vida. Abel Ayala es Angel Santiago, un joven que se enamora de una bailarina muda. Ambos se unen para cometer el gran golpe, el mayor atraco de su vida.

El film es aburrido, sin carisma, sin alma. Tan sólo el argentino Darín mantiene el nivel atado a un guión de otra época, anticuado y perdido. El joven Abel Ayala, muy simpático y natural en la rueda de prensa, exagera su personaje, pierde convicción con una interpretación en ocasiones estrambótica y fuera de lugar.

El director, Fernando Trueba, contaba que para él había sido un alivio entrar en la Sección Oficial fuera de competición porque "para mi el arte no es competitivo" y alabó la gastronomía vasca como "la mejor del mundo". Afirmó sentirse orgulloso del producto final y de haber transmitido su pasión por el cine a su hijo, coguionista del film.

Por su parte Ricardo Darín afirmó, entre bromas, tener una personalidad "bipolar" al entrar a concurso con dos películas, una en competición y otro fuera de ella. "Por un lado estoy supercompetitivo y cruel y por otro relajado y tranquilo" afirmó entre risas.

La otra película que se presentaba hoy es "Le Refuge" de Francis Ozon. El film es sentimiento puro, una dureza tranquila que encierra ganas de amar. Protagonizada por Isabelle Carré y Louis-Ronan Choisy esta película francesa cuenta la extraña relación de una drogadicta embarazada con el hermano de su compañero sentimental, fallecido por sobredosis de heroína. Su pequeño refugio a las afueras de París es el marco donde se desarrolla toda la acción. Una relación que comienza fría y distante pero que poco a poco va creciendo. Miradas que empiezan lejanas se acercan hasta verse uno en el otro.

Han venido a presentar la película el director y sus dos actores principales. Francis Ozon ha destacado su intención de darle un aire documental a la película mientras que Isabelle Carré, que estaba realmente embarazada durante el rodaje, destacó la necesidad que tuvo de marcar distancias entre su personaje y ella.

Mención especial para una fotografía cuidada que podría oler a premio.
Por otro lado Maribel Verdú ha recibido hoy el premio nacional de Cinematografía en el Hotel Maria Cristina.
José Daniel Díaz