La Alfombra Roja

viernes, 9 de octubre de 2009

Crítica: "G-Force"

Compitiendo con la grandísima "Agora", hoy se estrena un nuevo film para los más pequeños. Se trata de "G-Force. Licencia para espiar" de Hoyt Yeatman, un fallido intento de divertir a la familia que incide en chistes mil veces vistos.

Entre los gastos de los fondos reservados del Gobierno americano se encuentra la inversión en un pequeño grupo de ratas seleccionados genéticamente para experimentar con ellas y convertirlas en federales de élite. De pronto una mano negra consigue desmantelar el proyecto dejando a sus pequeños roedores sólos y abandonados. Recuperar su puesto y demostrar su valía será su próximo objetivo.

Pese a la tecnología 3D el film es aburrido, mal interpretado y falto de carácter y originalidad. Apoyado en voces tan famosas como las de Nicolas Cage ó Penélope Cruz en la versión americana ó Mónica Cruz, Ramón Langa y Constantino Romero en la versión española, posiblemente obtenga el éxito esperado pero puedo asegurar que a pocos les gustará.

Afortunadamente pude visionar esta película rodeado de niños porque está claro que este tipo de largometrajes están dirigidos a ellos. Cuando la proyección finalizó las caras eran de indiferencia y decepción.

Los efectos especiales siempre serán un buen complemento para sorprender al espectador pero si no se sostiene sobre una buena base, el resultado no puede ser satisfactorio. Estos animales utilizan tópicos, comentarios reincidentes y bromas pasadas de moda. Además se encuentran secundados por actores de tercera división lo que genera un lamentable producto que parece considerar a su público potencial un espectador sin juicio ni determinación.

Que sigan manteniendo "Up"...... y que esto lo saquen en DVD para paladares poco exigentes.

José Daniel Díaz