La Alfombra Roja

miércoles, 9 de diciembre de 2009

George Clooney, sexy para unos y actorazo para otros

Uno de los actores más sorprendentes de los últimos años es George Clooney. A veces cuesta más elevar artísticamente a un intérprete sexy y atractivo que a uno poco agraciado físicamente. "Urgencias" fue una serie de gran éxito y pocos pensaban que aquél médico podría llegar a convertirse en una estrella ensalzada como comprometido símbolo político dentro de Hollywood.

De repente las puertas cinematográficas se abrieron ante él y comenzó una andadura profesional acorde al rol que parecía desempeñar. "Batman y Robin" (1997), "El pacificador" (1997) ó "Un romance peligroso" (1998) establecían una carrera profesional de poco futuro para regocijo de aquéllos que tras la cara bonita les cuesta ver un buen actor.

Pero empezó a alternar películas olvidables con otras más independientes que aunque no triunfaban, eran indicativas del rumbo que realmente le interesaba tomar. Así contrastaban films como "Una tormenta perfecta" (2000), "Ocean´s eleven" (2001) y "Solaris" (2002) con otras de corte totalmente distinta como "La delgada línea roja" (1998), "Tres reyes" (1999) y "O´Brother" (2000).

El público estaba desconcertado. Ya no sabías qué suponía ver a Clooney en el cartel de los cines. ¿Sería un film independiente ó quizás una película romántica del montón o tal vez un film de aventuras sin pretensiones? Llegó el momento en que debía decidirse y lo hizo por tres directores: Joel y Ethan Coen (los considero uno), Steven Sorderbergh y él mismo. Y el resultado fue el triunfo y el reconocimiento. Se mantuvo en la saga "Ocean´s" para hacer caja, se afianzó en el mundo independiente con "Crueldad intolerable" (2003) y "Quemar después de leer" (2008) de los Coen y se presentó como un director a tener en cuenta con "Buenas noches y buena suerte" (2005), un film que no pasó desapercibido y recibió nominación por la dirección y el guión.

La Academia se fijó en él también como intérprete y decidió otorgarle el Oscar por su papel en "Siryana" (2005). "Michael Clayton" (2007) fue una nueva oportunidad de llevarse la estatuilla pero Daniel Day Lewis y sus "Pozos de ambición" se lo arrebataron.

Ahora ya se considera practicamente seguro que será nominado por su último film "Up in the air" de Jason Reitman (el director de "Juno"). Parece que sólo Morgan Freeman interpretando a Nelson Mandela en lo último de Clint Eastwood, "Invictus", podría dejarle sin el dorado trofeo.

Nunca fuí fan de George Clooney, me costó descubrirle el talento y aún hoy algunas de sus elecciones me causan rechazo pero es innegable que ha forjado una trayectoria inteligente con algunas interpretaciones bien construídas.

José Daniel Díaz