La Alfombra Roja

lunes, 19 de junio de 2017

Crítica: "I´m not a serial killer"


Este fin de semana se ha estrenado la producción irlandesa “I’m not a serial killer”, película presentada a concurso en el marco del Festival de Terror de Molins de Rei. Su paso por dicho festival no pudo ser más productivo ya que finalmente seria la más galardonada consiguiendo los reconocimientos a mejor película, mejor dirección para Billy O’Brien y mejor actor para Max Records.

La película, basada en la novela homónima del escritor de terror y Sci Fi Dan Well, está protagonizada por Max Records ("Donde viven los monstruos"), que encarna a John, un joven sociópata que se considera a sí mismo un potencial asesino en serie. Intenta convivir con normalidad marcándose unas reglas para mantener alejados sus instintos más primarios. Para ello se rodea de su único amigo, un terapeuta con el que comparte su naturaleza. Además ayuda a su madre en el depósito de cadáveres donde ella trabaja.


Esta paz interna se verá trucada cuando empiecen a aparecer cadáveres aparentemente relacionados con un asesino en serie interpretado por un excelente Christopher Lloyd en el papel del Sr Crowley. un señor mayor, incapaz de hacer daño a nadie. Para conseguir desentrañar qué está sucediendo, John, decide romper sus propias reglas para descubrir la verdad acerca de la naturaleza real del asesino, llevándole a un descubrimiento realmente asombroso.

A pesar de un inicio que de algún modo recuerda a la mítica “Dexter”, la película en sí nos sorprendió gratamente. Podríamos clasificarla de fantástica por el giro argumental que nos ofrece y que, unido a una notable fotografía y banda sonora, nos anima a catalogar este trabajo como un film a tener en cuenta.

Como quedó patente en el Festival de Terror de Molins, la crítica valoró muy positivamente su originalidad. Y es que, toda ciudad tiene sus propios monstruos.


David Sanmartí
@ddsanmarti