La Alfombra Roja

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Crítica: "Noches de tormenta"

Quien me conoce sabe que no soy un apasionado de las películas románticas. Me parece realmente difícil hacer un guión basado en una historia de amor que no caiga en conversaciones idílicas, pasiones desenfrenadas y cuentos de ciencia ficción.

"Noches de tormenta" es un film protagonizado por Richard Gere y Diane Lane que utiliza todos los clichés necesarios para alcanzar el dramatismo buscado. La historia habla de dos personas en clara crisis personal, al borde de la depresion, que gracias a su encuentro más o menos fortuito redescubren el amor; todo ello enmarcado en un paraje de ensueño.

Y lo cierto es que la trama no arranca mal; es efectiva. Un médico buscando redención encuentra a una mujer sin ilusión dividida entre volver con su ex marido por el bien de sus hijos ó buscar su propia felicidad. Los actores no son ningunos críos; Richard Gere utiliza todas sus armas para mostrarse como un hombre maduro, sincero, encantador y educado mientras que Diane Lane, totalmente sobreactuada, se comporta como una persona desprotegida, soñadora y madre ideal.

El guión, basado en el libro de Nicholas Sparks, no aporta demasiado a un género ya muy desgastado y en claro declive. A partir del ecuador de la película todo se vuelve previsible, cursi, poco creíble y exagerado. El final es ideal para aquéllos que se consideren de lágrima fácil.

Aún así no puedo dejar de admitir sus virtudes. Los amantes del romanticismo y el drama disfrutarán de una película perfectamente trenzada, con todos los recursos propios del género y que les ayudará a evadirse de la rutina diaria. Más que suficiente para asistir a la proyección sin temor.

José Daniel Díaz