La Alfombra Roja

sábado, 27 de diciembre de 2008

Crítica: "El intercambio"

Y Clint Eastwood lo volvió a hacer. Volvió a recoger una historia y la convirtió en arte, en algo más que una película. Durante 2 horas disfrutas de cada plano, vives la trama, lloras y sufres con su protagonista, te agarras a la esperanza.

El guión presenta la dura historia de una madre que un buen día al volver a casa descubre que su hijo ha desaparecido. La policía tras 5 meses de búsqueda parece encontrar al joven vástago pero resulta ser un impostor. A partir de ese momento nace una madre coraje dispuesta a cualquier cosa por encontrarle.

Es obligado destacar la labor de Clint Eastwood como director y Angelina Jolie como actriz principal y fundamental del film.

El primero tiene la gran virtud de saber marcar un ritmo, de no caer en la sensiblería barata, de contarnos todo desde el punto de vista de un espectador. La cámara es su arma y la trata con delicadeza, controlándola con suavidad. No es un cineasta al uso, es un creador de imágenes. Siempre redescubriéndose una y otra vez, buscando sus límites.

Angelina aprovecha con eficacia el regalo en forma de personaje que le hace Clint. Su manera de agradecérselo es demostrando que su capacidad dramática está al nivel de las más grandes. Se carga la historia al hombro consciente de la importancia y relevancia con el que cuenta su personaje. Podemos decir que esta actriz ya está madura, que ha tomado la alternativa de manos de uno de los más grandes.

A veces puede ser tan fácil hacer cine...

José Daniel Díaz