La Alfombra Roja

lunes, 23 de febrero de 2009

La emoción y la música se apoderan de la Gala de los Oscar 2009



En los últimos días se apuntaba que la Gala de los Oscar de este año iba a ser distinta. El descenso en el número de espectadores hicieron estallar las alarmas y rápidamente prepararon algo innovador proponiendo a Hugh Jackman como presentador del acto.

Desde el primer momento se observó la gran repercusión que tendría la música este año. El actor australiano, ayudado por la actriz Anne Hathaway, saltó al escenario con la firme convicción de animar la Gala a base de composiciones musicales relacionadas con las películas nominadas. Realmente alcanzó el objetivo aunque a lo largo de la noche descubrimos más su capacidad para el canto y el baile que para la presentación.

En un escenario que se fue adaptando a los premios que se iban entregando el primero tuvo acento español. Penélope Cruz, con un vestido palabra de honor (estilo más escogido de la noche), tuvo unas palabras en español y temió ser la primera en desmayarse sobre un escenario al recoger un Oscar. Casi al final de la noche Kate Winslet amagaba con un nuevo desvanecimiento sorprendida por derrotar a Meryl Streep a la que se dirigió comentando que esta vez la tocaba “aguantarse”.

Pero las emociones más fuertes llegaron con el Mejor Actor Secundario. El Oscar póstumo de Heath Ledger por “El caballero oscuro”, recogido por los padres y la hermana del actor, hizo saltar algunas lágrimas entre los asistentes. Entre los más emocionados descubrimos a Sean Penn ó Angelina Jolie. También el homenaje a los desaparecidos durante el 2008 puso un punto sentimental a la Gala gracias a la interpretación de Queen Latifah.

Y la música siguió sonando. Hugh Jackman volvía al escenario para interpretar algunos de los mejores musicales de la historia. La inestimable ayuda de los chicos de High School Musical y sobre todo Beyonce, convirtieron la actuación en un gran espectáculo.

“Milk”, premiado con dos Oscar, mostró el lado más reivindicativo de la Ceremonia. Tanto el guionista como el actor principal, ambos galardonados, aprovecharon la ocasión para defender el matrimonio homosexual y abogar por una mayor tolerancia. Sean Penn en concreto declaró sentirse orgulloso de su país por elegir al actual Presidente.

Entre las anécdotas podríamos comentar el gran número de “Thank You” de Kania Kato al recoger el premio al Mejor Cortometraje de Animación que hizo despertar alguna sonrisa en el respetable. También fue curiosa la manera en que este año se presentaban a los actores nominados con la presencia de 5 homólogos ya galardonados. Sus discursos, en muchos casos exagerados y cursis, parecían buscar el lado sentimental de los aspirantes al Oscar. Se echó en falta esa misma presentación con los directores nominados aunque ya se sabe que ellos no tienen el mismo carisma ni la misma repercusión entre el gran público.

El Oscar honorífico para Jerry Lewis fue otro de los momentos inolvidables de la noche. El actor cómico declaró que recibía el premio “con la misma humildad que me seguirá toda la vida”. Un discurso corto pero emocionante.

La subida al escenario de todo el equipo de “Slumdog Millonaire”, premiada con 8 Oscar, puso el punto y final a una Gala por la que pasaron Will Smith, Steven Spielberg, Daniel Craig, Robert Pattinson, Robert de Niro, Sophia Loren, Halle Berry, Michael Douglas, Ben Stiller, Natalie Portman, Jack Black, Jennifer Aniston y muchos otros que aportaron su granito de arena entregando los Oscar del 2009.

Bollywood se apoderó de Hollywood y puede que después de esta noche algo cambie en la cinematografía americana.

José Daniel Díaz