La Alfombra Roja

jueves, 4 de junio de 2009

Crítica: "¿Hacemos una porno?"

El próximo día 19 de Junio se estrena en España la última locura de Kevin Smith: "¿Hacemos una porno?". Convertido en un director de culto, amante de lo escatológico, de las palabras malsonantes y de lo políticamente incorrecto, vuelve a utilizar las mismas armas para provocar la carcajada. "Clerks" ó "Dogma" pusieron los cimientos para ser reconocido mundialmente; ahora tocaba el turno de la consolidación. Algo que puede parecer sencillo pero que habitualmente no lo es.

Su último film, protagonizado por el cómico Seth Rogen y la "presencia extraña" de Elisabeth Banks, en realidad no presenta nada especialmente original. Dos amigos, chico y chica, que conviven juntos se quedan sin dinero para pagar el alquiler y los gastos de la vivienda por lo que deciden realizar una película porno que les ayude a conseguir una estabilidad económica.

La película es entretenida, en ocasiones graciosa y con ciertos toques de romanticismo. Quizás esa parte sea la que evita una mejor valoración del film. Compaginar comedia gamberra con comedia romántica resulta complejo y puede distraer al espectador. La impresión es de intentar atraer a todo tipo de público sin decepcionar a los fans más entregados de Kevin Smith.

Sin embargo al ser poco original y tener que buscar en demasiados momentos el chiste sexual, acabas pensando en un "American Pie 5" evolucionado o en un "Rebobine, por favor" canalla. La creatividad, más allá de bromas concretas, brilla por su ausencia y termina convirtiéndose en una americanada juvenil apta para los paladares menos exigentes.

Si te gusta el cine con acné americano de instituto disfrutarás con este film, si buscabas algo más desarrollado y con sketchs más sorprendentes e imaginativos será necesario esperar a su próxima creación. Para que os hagáis una idea: a Jennifer Aniston le pegaba hacer el papel protagonista.

José Daniel Díaz