La Alfombra Roja

lunes, 7 de septiembre de 2009

Crítica: "Frozen River"

Con mucho retraso se ha estrenado en España la película independiente más exitosa del año pasado. “Frozen River” ha acumulado numerosos premios internacionales y dos nominaciones a los Oscar. El año pasado San Sebastián reconoció el trabajo de Melissa Leo con la Concha a la mejor Actriz.

El otro Estados Unidos, aquél que no refleja habitualmente el país de las oportunidades, es el que retrata la directora Courtney Hunt. Una historia que une a dos mujeres, ambas rechazadas por la sociedad; una por ser pobre y la otra por inmigrante se ven obligadas al traslado ilegal de extranjeros por las complicadas y heladas carreteras norteamericanas. Pese al riesgo, la oportunidad de ganar mucho dinero fácil seduce demasiado.

Sus interpretaciones son realmente buenas. Melissa Leo afronta sin complejos un papel ingrato, un personaje que al espectador le cuesta valorar. Una mujer de dos caras; por un lado su imagen de madre coraje dispuesta a todo por sus hijos y por otro la delincuente que, escudada en la necesidad, entra en un mundo arriesgado que puede llevarla a la cárcel y a perder su familia.

Su compañera de fechorías, Lila (Misty Upham), vive apartada del mundo. Ella es su única defensa y su única amiga; no cree en los demás pero las circunstancias y el destino la embarcan con Ray en un camino que igual es únicamente de ida.

Un film de crítica social que tocó el corazón de los americanos y que un año después espera hacerlo en España.

José Daniel Díaz