La Alfombra Roja

domingo, 27 de septiembre de 2009

El palmarés de San Sebastian se "olvida" de "El secreto de sus ojos"


La 57 edición del Festival de San Sebastián ha llegado a su fin. La rueda de prensa del jurado de la Sección Oficial sirvió de telonero para una gala de clausura que entregó los codiciados premios y proyectó fuera de concurso, lógicamente, "Mother and child" de Rodrigo García.

La Concha de Oro fue para la china "City of life and death" de Lu Chuan, una de las favoritas. Una decisión que no sorprendió y que resultó un justo reconocimiento a la labor de todo el equipo. Además también se le otorgó el premio a la mejor fotografía.

La Concha de Plata a la mejor interpretación masculina fue para Pablo Pineda por "Yo también", una de las decisiones más controvertidas. Muchos apostábamos por Robert Duvall ó Ricardo Darín para este premio. Sin menospreciar su interpretación, la duda es: ¿Se le otorga el premio por ser políticamente correcto dárselo a un chico con síndrome de down?, ¿Es justo cuando lo que hace en el film es interpretar su propia vida? Algunos decían que esto se parecía a la actuación de El langui en "el truco del manco" pero no es verdad. El rapero español no interpretaba su vida, no era su historia; podía ser que él hubiera tenido una vida parecida pero no se interpretaba a sí mismo.

La interpretación femenina se la llevó Lola Dueñas por "Yo también". Esta edición no fue precisamente la de los papeles femeninos; ninguno destacó con luz propia así que entre las opciones que se presentaban ésta era una de las mejores. Chiara Mastroianni ó Miranda Otto también estaban en la mente de todos.

Una de las decisiones más extrañas fue otorgar la Mejor Dirección a Javier Rebollo por "La mujer sin piano", un film que entre la crítica causó división de opiniones y entre el público fue mayoritariamente ninguneado. Mucho se preguntaban si era normal otorgar un premio a alguien que coloca la cámara fija durante 3 minutos con el único sonido de unos zapatos.... Y todo cobra más indignación si tenemos a Campanella entre los posibles candidatos con una escena en el estadio de fútbol de auténtico maestro.

El guión se lo llevó la australiana "Blessed" y la Mención especial del Jurado la película francesa de Francis Ozon "Le refuge", un largometraje que se encontraba entre los candidatos a premio pero que mediante un final previsible y una historia un tanto fría no acabó de agradar a la crítica.

No deja de sorprenderme la actuación del jurado con "El secreto de sus ojos". Es complicado que crítica y público coincidan en valorar un film; en este caso esa consonancia entre ambos se produce. Entonces.... ¿por qué el jurado no lo valora? Quizás ha sido tan favorita que eso le ha perjudicado. En cualquier caso el público argentino ya ha acudido en masa (creo que ya superaron los 5 millones de espectadores allí) y el español posiblemente también ingrese en taquilla una buena cantidad. En realidad... ¿no es eso lo importante?

José Daniel Díaz