La Alfombra Roja

martes, 22 de junio de 2010

Crítica: "Io, Don Giovanni"

Tras su paso por Festivales como el de Toronto, Roma y finalmente Málaga en su Sección oficial pero fuera de concurso, llega a los cines españoles la última película de Carlos Saura que lleva por título "Io, Don Giovanni". Un film que muestra a través de la mirada del escritor Lorenzo Da Ponte los conflictos entre Mozart y Salieri y las intromisiones de Casanova. Las críticas en general no han sido positivas y es que este largometraje operístico es aburrido, tedioso y antiguo.

Carlos Saura ha sido y es uno de nuestros cineastas más internacionales. Sólo cabe recordar películas que el tiempo ha convertido en clásicos como "Deprisa, deprisa", "Ay, Carmela", "Carmen" ó "Mamá cumple cien años". Sin embargo en la última decada el nivel de sus films ha ido decayendo cada vez más hasta tocar fondo con este "Io, Don Giovanni".

Mientras que hay otros directores como Clint Eastwood que sacan todo su talento en el último tramo de su vida, otros como Carlos Saura se estancan en mediocridades que quedarán en el olvido. Entre la prensa especializada he llegado a escuchar que era "la peor película que he visto en mi vida". Quizás sea una afirmación exagerada pero admito que la sensación al salir de la proyección fue de alivio por haber pasado ese mal trago.

La ambientación es cutre, teatral pero sin alma. El ritmo y los planos son de principiantes y quiero pensar que es provocado y no simplemente fruto de un montaje apresurado y poco profesional. Podría ser excusa que el proyecto llegó por encargo y el espacio creador para Saura fue muy limitado pero a veces hay que saber decir "no". Producir estos productos mientras otros más interesantes se quedan en el olvido por falta de recursos es algo triste e indicativo.

Lleno de actores italianos y rodado en ese idioma, el papel principal lo interpreta Lorenzo Balducci. Un actor que muestra todas sus carencias en un personaje que jamás llega a entender al que busca durante todo el film con mucha desidia. En general la labor actoral de todo el grupo es muy floja.

El ritmo es muy lento. Si a eso añadimos escenas operísticas que se hacen eternas y soporíferas, nos encontramos con un film prescindible y olvidable a partes iguales.

Carlos Saura indica el camino por el que no debe seguir el cine español. Afortunadamente parece que será una isla en el océano.

José Daniel Díaz

miércoles, 16 de junio de 2010

Me estás convenciendo Alex

Hoy he leído una entrevista muy interesante de mi compañero de 20 minutos Rafa Vidiella donde el presidente de la Academia de cine, Alex de la Iglesia, se "mojaba" y hacía unas declaraciones muy directas y, en mi opinión, muy acertadas.

La vida de Alex es muy ajetreada últimamente. Acaba de terminar el rodaje de "Balada triste de una trompeta" que espera estrenar a finales de año y ha estado en el Ibiza Film Festival clausurando el Certámen.

Voy a destacar los comentarios que más me han llamado la atención. En primer lugar indica que
"Todo este país está sufriendo recortes y ajustes, y tenemos que aguantarnos, como todo el mundo" en clara referencia a los últimos dictados que se están transmitiendo desde el Ministerio de Cultura. Es lógico pensar que en estos tiempos tan duros los recortes tienen que afectar a todos y el cine no puede estar ajeno a lo que ocurre.

Lucha por "unir el cine español" y a fe que lo está logrando buscando el diálogo y mostrando una cierta flexibilidad en pos de lograr el objetivo. Sabe que esas buenas relaciones ayudarán a lograr más subvenciones, fundamentalmente de las televisiones. Ese es el principal obetivo.

Su mensaje sobre la piratería difiere en gran medida del de la Ministra de Cultura en un concepto básico: No criminaliza Internet."Que los exhibidores comprendan que el cine se está viendo mucho ahí, y tenemos que hacerlo de forma legal." Si consigue este punto habrá logrado una gran victoria.

Otro aspecto que quiero destacar es la intención del presidente de "despolitizar el cine". Fantástico reto. Las injusticias hay que eliminarlas, buscar a través de los medios una forma de luchar contra los horrores que sacuden nuestra sociedad pero siempre al margen de ideologías. Los políticos son políticos y los cineastas son cineastas.

Un tema delicado que siempre ha enfrentado al espectador con nuestro cine es el de las famosas subvenciones. "Sólo el Museo Reína Sofía recibe más subvenciones que todo el cine español" es una frase de Alex de la Iglesia que intenta restar fuerza a las críticas pero es un dato anecdótico. Las partidas son las que son y el éxito radica en demostrar que son rentables y merecen esas ayudas. De todas formas afirma que deben luchar por obtener más autofinanciación.

Ojalá se consigan estos objetivos Alex. Me estás convenciendo.
José Daniel Díaz

martes, 8 de junio de 2010

Crítica: "La venganza de Ira Vamp"

Alvaro Sáenz de Heredia vuelve al género de la comedia con uno de sus actores fetiche y amigo, el ex-componente del grupo cómico "Martes y 13", Josema Yuste. Basado en la obra de teatro "El misterio de Ira Vamp" que el propio Yuste ha interpretado por toda España con su compañero Florentino Fernández, esta historia de vampiros aderezado de comedia divertirá a aquéllos que disfrutaron en los 80 y 90 de las comedias españolas pero en el siglo XXI suena a rancia y pesada.

Aún recuerdo películas como "Aquí huele a muerto" ó "El robobo de la jojoya" que tanto éxito tuvieron gracias al tirón del grupo cómico que formaba Millán Salcedo y el propio Josema Yuste. Films de escaso nivel cinematográfico pero que en una determinada época de nuestra historia supo encontrar su espacio.

Ahora querer repetir el éxito con la misma técnica parece absurdo. Y no es porque el humor de "La venganza de Ira Vamp" tenga mucho que envidiar a "Spanish movie"; es una cestión simple y llanamente de momento y lugar. Ni actualmente tiene cabida estos productos ni va a conseguir atrapar a los clientes potenciales de este proyecto. Josema Yuste no tiene el mismo éxito ahora que antes ni Florentino Fernandez es un gancho suficiente para conseguir la taquilla que ellos esperan.

Junto a ellos tenemos a Chiquito de la Calzada con un pequeño papel secundario que sin lugar a dudas es lo peor de la película. No tanto por el humorista malagueño y sí por no saber cómo terminar una historia que el paso de los minutos va mermando en interés y gracia.

Alvaro Sáenz de Heredia no ha sabido adaptarse al cine moderno. Querer repetir lo que podía servir hace 20 años es un gran error. La dirección está fuera de época. Es como si el gran Mariano Ozores quisiera resucitar a las suecas. Simplemente ya no se lleva.

Pero aún así tiene escenas realmente graciosas y divertidas como la conversación de la ama de llaves con la señoa de la casa mientras toman chupitos de alcohol. No se puede negar que tanto Josema como Florentino son grandes profesionales y ellos sólos logran mantener con dignidad una película que en un teatro podría funcionar pero cuya adaptación cinematográfica no resulta tan sencilla.

Cuenta la historia la convivencia en un palacio del señor de la casa con su segunda esposa. Sin embargo el espíritu de la primera mujer se esconde en cada rincón de la casa y eso generará muchos problemas en la pareja.

Su resultado en taquilla puede ser decente si todos aquéllos sentimentales de otras épocas acuden en manada a recordar viejos tiempos a través de "La venganza de Ira Vamp" pero parece difícil que sean suficientes.

El 18 de Junio se estrenará en los cines españoles y tendremos la oportunidad de comprobar si tiempos pasados fueron mejores.

José Daniel Díaz

jueves, 3 de junio de 2010

Amenabar, tan cerca y tan lejos de América


Este fin de semana se estrenó en EEUU la última superproducción de Amenábar, la controvertida "Agora". Tal y como informa Noticine.com el número de salas en las que se proyectó ascendió a la meteórica cifra de dos salas.

¿Por qué no acaba de entrar en Norteamérica el director chileno? ¿Por qué les cuesta tanto entender su cine? Algunos dicen que "Agora" es políticamente incorrecta. Yo prefiero decir que es real, auténtica. ¿No está preparado el espectador americano para soportar la realidad?

La buena noticia es que tuvo la mejor media por sala llegando a recaudar cerca de 44.000 euros en su primer fin de semana. No creo que sea sintomático de nada, ni siquiera que eso suponga un cambio en la distribución del film pero al menos te permite pensar con esperanza que hay un público fiel a Amenábar que le puede ayudar a relanzar su carrera allí.

Tampoco "Los otros" hace unos años obtuvo los resultados que se preveían ni consiguió la distribución que merecía. Su entrada en ese mercado se esta convirtiendo en un imposible pese a rodar en inglés y con estrellas reconocidas.

Alejandro tiene talento, creatividad, capacidad reconocida por todos para el trabajo y un gran futuro por delante. Antes o después se darán cuenta en la mayor industria cinematográfica del mundo y entonces diremos "Ya te lo dije".
José Daniel Díaz