La Alfombra Roja

miércoles, 25 de agosto de 2010

Crítica: "Todo sobre mi desmadre"

Con este desafortunado título se presenta en España la nueva comedia de Nicholas Stoller que ya tuvo un notable éxito, sobre todo en Estados Unidos, con "Paso de ti". Bajo la atenta mirada de Judd Apatow, el productor, este producto políticamente incorrecto consigue arrancarnos alguna carcajada aunque lamentablemente el resultado vaya de más a menos.

El director y guionista Nicholas Stoller repite género y vuelve a atreverse con la comedia impertinente. "Paso de ti" fue un triunfo y consciente de ese éxito ha decidido dar continuidad al film que dirigió en 2007. Sus actores Jonah Hill y Russell Brand, que ya participaron en su anterior film, no se lo pensaron ni un segundo cuando les llegó la oportunidad y es innegable la química que existe entre ellos.

Tras ver la película la primera impresión es de haber revivido en cierta manera el último film que dirigió Judd Apatow, la interesante "Funny people/Hazme reir" que contaba con Adam Sandler en el papel principal. Esa película, al igual que ésta, mostraba la extraña y cercana relación que existía entre un artista de éxito y un fan incondicional. La soledad y la amistad se venden de la misma forma en "Todo sobre mis desmadre", un calco en cuanto a moralina y mensaje.

Es curioso que el director no sólo repitió reparto sino que incluso se atrevió a repetir personaje. El rockero Aldos Snow que interpreta nuevamente Russell Brand vuelve a surgir con su carismática e inaguantable personalidad. Un personaje que se ajusta al dedillo del actor y que queda un tanto desvirtuado en la última parte del film.

Su compañero de reparto es Jonah Hilll al que podemos recordar de la comedia "Supersalidos". Su personaje, asesor en una discográfica, aguanta con acierto el torbellino interpretativo de su compañero.

Estos dos personajes realizan un viaje rodeado de juerga y drogas con el objetivo de llegar en 72 horas a Los Angeles donde Aldo Snow debe dar un concierto conmemorativo por la gran actuación que tuvo hace 10 años. Durante ese trayecto ambos acabarán sincerándose y sacando todos los traumas que les han acompañado.

El inicio del film es muy divertido con el rockero Aldo Snow rodando videoclips en Africa. Sin embargo una primera media hora amena y divertida se va diluyendo hasta alcanzar un final lleno de moralina y decepcionante. Sin embargo, pese al título tan ridículo y confuso que le han puesto en España, no habría que menospreciar este estilo que tan bien saben manejar Stoller y Apatow.

Su estreno en España está previsto para el 27 de Agosto y ante una oferta tan escasa de calidad como la que estamos sufriendo en este mes no sería extraño que esta comedia americana consiguiera encontrar su sitio en la taquilla.

José Daniel Díaz