La Alfombra Roja

jueves, 25 de agosto de 2011

Crítica: "Super 8"

Cuentan que la sintonía entre Spielberg y J.J Abrams fue prácticamente perfecta desde el principio. Había un proyecto común que ambos ansiaban realizar, tenían el mismo enfoque y, sobre todo, admiraban el talento del otro y creían en su trabajo. "Super 8" ha cumplido un sueño; demostrar que en la época 3D donde cada día el guión pierde fuerza en pro del espectáculo, todavía queda espacio para el cine de verdad, el que te levanta de la butaca con una sonrisa, con ganas de más.

Antes de entrar en la sala para ver la película ya me había empapado de multitud de críticas. La mayoría destacaban la sensibilidad del film e incluso agradecían esa melancolía que se arrastra durante toda la película. Los que la criticaban hablaban de incoherencias, aburrimiento, interpretaciones poco creíbles.... los típicos comentarios cuando no te integras en lo que estás viendo, cuando no sabes captar la esencia de lo que te quieren contar.

Si no te das cuenta que la historia alienígena no es más que una ambientación, un entorno, entonces es que no has entendido la película. La historia de verdad es la del grupo de amigos (cómo recuerda a "Los goonies") que con una cámara de andar por casa se proponen rodar una película de zombies. Un tributo al cine de los 80 que te llena de una sensación especial, como si volvieras a tener 15 años y disfrutaras de una de esas películas de aventuras que tanto destacaron en esa bendita década.

Desde el minuto uno la melancolía se instala en tu cuerpo. Las escenas de acción se mezclan con las cómicas dejando siempre un espacio al sentimentalismo; pero no a ése barato de lágrima fácil (qué sencillo habría sido sacar lágrimas al niño protagonista por la muerte de su madre o al recordarla).

El grupo de niños parecen sacados directamente de una película de hace 30 años. Su manera de hablar, sus comentarios, su humor... todo parece milimétricamente estudiado para que no falte detalle. Me importa mucho menos si el tren descarrila por una furgoneta o un alien, si es creíble los comportamientos de los personajes o si el alien era un bicho bueno o malo.

No sé si era una buena apuesta mezclar "Perdidos" con "E.T, el extraterrestre", el mundo cada vez más en alza de las series con el cine de entretenimiento puro; lo que sé es que el sueño que han cumplido esas dos personas se ha convertido en un sueño cinematográfico para el espectador.

Como se repite una y otra vez en la película: "hay que dar valor añadido", ésa es la diferencia.

Puedes ver el tráiler aquí.

José Daniel Díaz