La Alfombra Roja

martes, 25 de octubre de 2011

Crítica: "De mayor quiero ser soldado"

Gracias a Globally tuvimos la oportunidad de disfrutar de la premiere de la nueva película de Cristian Molina, la   instructiva "De mayor quiero ser soldado". Una gran oportunidad que nos permitió compartir un amable diálogo con el director y después asistir a la proyección de este esperado film.

"De mayor quiero ser soldado" hay que evaluarla desde dos perspectivas distintas: el aspecto pedagógico y el puramente cinematográfico. Tras el encuentro con Crhistian pudimos apreciar que otorga mucho más valor a ese primer aspecto que al segundo. Una posición muy loable que impregna toda la película de un aura de educación necesaria en los tiempos que corren.

El director nos presenta un film donde la violencia y el dolor conviven con la rutina. La televisión, los videojuegos y las noticias se adueñan de la personalidad de un niño con graves carencias afectivas que busca en las armas una salida a su irritación. Un amigo imaginario se convierte en el único aliado y, tristemente, en la única voz con poder en su cabeza.

Como decía, el film se mueve en dos frentes. Si nos centramos en el cinematográfico la película falla básicamente en el ritmo y en algunos discursos llenos de moralina innecesarios. La evolución de Alex (Fergus Riordan) es lenta, pausada, plana, sin apenas cambios en el discurso. Sus amigos imaginarios,un militar y un astronauta, interpretados ambos por Ben Temple, ayudan a empujar el relato con diálogos bien elegidos y muy significativos.

El otro frente, el puramente educativo, lo afronta con auténtica devoción. Un título que debería proyectarse en los colegios porque en su carácter pedagógico reside toda su fortaleza. Otorga tanto poder a los medios audiovisuales, que constituyen el auténtico empujón al precipicio de un niño en medio de una familia desestructurada.

El plantel interpretativo es internacional "para no enmarcar la trama en ningún lugar concreto" en palabras de su director. Agradecido de contar en su película con nombres de la talla de Danny Glover (Arma Letal) ó Robert Englund (Pesadilla en Elm Street), se vió casi obligado a crear personajes nuevos para incluir estos actores en la película.

Como ya le ocurriera con "Diario de una ninfómana", el cartel del film ha creado polémica. Se ha prohibido su exhibición en los autobuses catalanes, lo cual no ha gustado nada a su director. Oírle hablar de "De mayor quiero ser soldado" es contemplar a una persona entregada a su proyecto, que repetiría experiencia sin dudar y que se siente feliz con su trabajo.

Menos tele y más cine...

José Daniel Díaz



sábado, 22 de octubre de 2011

Crítica: "La voz dormida"

Dura, muy dura, la adaptación del libro de Dulce Chacón que Benito Zambrano se encarga de plasmar en la pantalla. Un relato lleno de dramatismo, sin apenas margen para la esperanza, que no oculta en ningún momento su identidad política. La Guerra Civil, y en concreto la postguerra, vuelve con fuerza a la primera plana del cine español. El resultado es irregular pero unas soberbias interpretaciones y una cuidada dirección compensan los errores de ritmo y guión.

No es la primera vez que el papel de la mujer en esta dramática guerra se refleja en una película. "Las 13 rosas" salta rápidamente a la mente cuando analizas a "La voz dormida". Sin embargo, Emilio Martínez Lázaro hizo un retrato ligero, aburrido y fallido que dejó indiferencia. También Vicente Aranda se atrevió a tocar este tema con "Libertarias" pero tampoco el resultado fue muy satisfactorio.

Preseleccionada para los Oscar (aunque finalmente "Pa negre" fue la candidata) y con muchas opciones de entrar en las candidaturas a los Goya, "La voz dormida" fija su mirada en una pareja de hermanas cuya vida en los años 40 no puede ser más complicada. Tensi, embarazada, está encarcelada por ser hija y mujer de un revolucionario mientras que Pepita busca una paz que el odio no permite alcanzar.

Maria Leon e Inma Cuesta realizan un ejercicio actoral de primer nivel. Extraordinarias. La primera ya recibió con justicia la Concha de Plata en San Sebastián y la segunda a buen seguro se encontrará entre las candidatas a los premios de la Academia. Maria, hermana de Paco Leon, interpreta a Pepita con una naturalidad desbordante. Es un soplo de aire fresco entre tanta desgracia que arranca la sonrisa gracias a su inocencia e ingenuidad.

No vamos a descubrir ahora a Benito Zambrano. Su labor en "Solas" sorprendió por su retrato de mujeres. Ahora vuelve a repetir con una época especialmente dura y difícil de olvidar. Sin embargo su apuesta clara por uno de los bandos provoca en ocasiones discursos panfletarios y en otras una especie de caricaturización de los personajes. Todos tenemos claro el derroche de violencia que desplegaron los vencedores sobre los vencidos, la maldad y el rencor que recorrían la mirada de los verdugos, pero acudir a los extremos dibuja personajes cercanos a la parodia.

Excepto una de las funcionarias de prisiones a la que se entrega un cierto sentimiento humano, el resto son personas con una maldad escalofriante mientras que los republicanos presentan un gran valor humano en todos los sentidos. El exceso dramático evita que me sienta identificado con los personajes y su dolor no cala en mis entrañas ni me crea el nudo en el estómago.

De todas formas, más allá de valoraciones históricas ó sentimentales, la obra de Zambrano es una buena labor cinematográfica que merece un visionado. Su puesta en escena es llamativa y sorprendente, la ambientación perfecta y la fotografía sobresaliente. Un trabajo que mejora la media del cine español.

Podéis ver el tráiler pinchando aquí

José Daniel Díaz

martes, 18 de octubre de 2011

Mi selección de películas de mafia

Si hay un género que me pierde ése es el cine de mafias, posiblemente un subgénero dentro del cine negro, pero que ha generado algunos de los títulos más impresionantes de la historia del cine. Con mucho atrevimiento he decidido lanzarme y poner los que para mí son los 10 mejores títulos.

Mis elegidos son:

1.- Trilogía de El padrino (Francis Ford Coppola, 1972-1974-1990): Sin duda es el gran regalo que se puede hacer a un cinéfilo. Jamás he escrito una crítica sobre alguno de los títulos de esta saga. El motivo es sencillo, no me siento aún capaz de hacerlo. Un día me levantaré y me sentiré preparado para escribir algo que esté a la altura de lo que Coppola fue capaz de hacer. He puesto la Trilogía aunque todos estaremos de acuerdo en que la tercera parte no le llega a la suela de las otras dos.

2.- Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990):  Apasionante retrato de la mafia de la mano del gran mago de este género. Scorsese recoge el gran don innato de Robert de Niro y Joe Pesci y nos conduce al cine más puro y demoledor.

3.- El precio del poder (Brian de Palma, 1983): Al Pacino da vida a Tony Montana, un capo de la mafia de Miami. Un papel que le catapultó definitivamente como mafioso de honor. Quién puede olvidar la escena en su casa disparando a diestro y siniestro. Yo, sin duda, no.

4.- Los intocables de Eliot Ness (Brian de Palma, 1987): La batalla entre el policía Eliot Ness y el famoso Al Capone se plasmó de forma perfecta en este interesante título. ¿Recordáis la escena en la estación de tren con ese carrito del niño cayendo por las escaleras? Puro cine.

5.- Infiltrados (Martin Scorsese, 2006): Por fin el Oscar recaía en uno de los mejores directores de la Historia. Este remake enrevesado pero perfectamente dirigido nos descubrió un Matt Damon soberbio, un Leo DiCaprio maduro, una Vera Farmiga bellísima y un Jack Nicholson.... muy Jack Nicholson. Imprescindible.

6.- Camino a la perdición (Sam Mendes, 2002): Tengo que admitirlo. Jamás pensé que Tom Hanks pudiera ser un gangster creíble, y Sam Mendes y el propio actor me demostraron que con Paul Newman al lado todo es posible. Por cierto, Jude Law interpreta el enemigo más enigmático y original que recuerdo.


7.- Casino (Martin Scorsese, 1995): Sí, Scorsese de nuevo. Es capaz de coger una actriz de tercera como Sharon Stone y sacar de ella lo que parecía imposible. Si a eso sumas a los incombustibles De Niro-Pesci.... pues el resultado es imposible que baje del notable. Las Vegas en el punto de mira, la mafia en el transfondo de todo.

8.- El clan de los irlandeses (Phil Joanou, 1990): La desconocida mafia irlandesa salta a la palestra con este thriller cargado de acción y dolor que saca lo mejor de Sean Penn, un "colgado" Gary Oldman y el siempre frío y calculador Ed Harris. Una agradable sorpresa.

9.- Dick Tracy (Warren Beatty, 1990): Original, entretenida, divertida, visualmente espectacular, ... Aunque se aleje de los tópicos que entendemos como cine negro, creo que su puesta en escena, maquillaje, banda sonora, interpretaciones,etc. merecen un reconocimiento. Quiero a Dick Tracy muerto!! Si es que hasta Madonna lo hace bien!!!

10.- Gangs of New York (Martin Scorsese, 2002): La incluyo porque, pese a que puedo estar de acuerdo en que no merecería estar entre las diez mejores, fue denostada en su momento e injustamente tratada. Sólo salvaron de la quema a Daniel Day Lewis como "carnicero" pero lo cierto es que la recreación de ese Nueva York del caos fue fanástica y a mí me tuvo en vilo toda la película. Bien por el riesgo.

Sé que faltan muchísimas pero ya se sabe que en estas listas.... la discusión está servida!!



José Daniel Díaz

jueves, 13 de octubre de 2011

Bardem y Noriega continúan con la larga lista de actores españoles "malos"


Hace escasas fechas se ha conocido que Javier Bardem será el "malo" de la próxima película de James Bond. Un personaje que seguro dará que hablar y se analizará con mucha precisión por todo el mundo cinematográfico.

Paralelamente también ha salido a la luz el próximo proyecto en Hollywood de Eduardo Noriega, "The last stand". Un film que supone la vuelta a las pantallas de Arnold Schwarzenegger y en la que tendrá la dura tarea de sacar su lado más malvado para hacer doblar la rodilla al mítico actor austríaco.

Sin embargo, si analizamos la trayectoria de los actores españoles en la Meca del cine, nos damos cuenta que el papel de "malo" lo han interpretado en muchas ocasiones y se ha convertido en algo habitual en el cine americano. Parece que lo hispano huele a maligno y debemos darles mucho miedo por allí. Imagino a Luis Tosar paseando por la Gran Manzana mirando asombrado cómo los viandantes de bien se cambian de acera a su paso.

Este gran actor al que veremos pronto de malvado casualmente en la película "Mientras duermes", protagonizó uno de esos productos comerciales para olvidar que a veces nos trae el cine americano. Su papel de narcotraficante (qué repetitivo lo de los narcos) en "Corrupción en Miami" seguramente le impida dormir muchas noches.

No es el único que se atrevió a interpretar el papel de narco, el actor venido a menos Jordi Mollá tuvo un papel de ese tipo en la más honrosa "Blow" donde Johnny Depp se las veía entre españoles. Penélope Cruz también participó en esta mafiosa aventura que, si bien no tuvo excesivo éxito, para la actriz española fue un espaldarazo.

Nuestro malagueño más internacional, Antonio Banderas, también ha tenido sus papeles de mala persona en Hollywood. Parece difícil con ese aspecto cercano y amable pero así es la labor del actor. Últimamente le vimos en "La piel que habito" de médico sin escrúpulos pero ya sacó su mala "follá" en "Asesinos" donde Stallone tuvo que sudar tinta para vencer a su enemigo. De igual forma su lado más vampírico salió a relucir en "Entrevista con el vampiro", uno de sus mejores films.

Por increíble que parezca a veces hasta recibimos un Oscar por ser "malos". Bardem precisamente gracias a una interpretación magistral en "No es país para viejos" pudo alzar la dorada estatuilla; quizás por temor a que ese personaje tan extraño que a mí me recordaba al de "Perdita Durango" (no me preguntéis por qué), pudiera lanzarse contra los Académicos y axfisiarlos mientras pataleaban sobre el suelo.

También, en contraposición, hemos tenido papeles absurdos que más que dar miedo daban risa como el que interpretó por escasos 5 minutos Santiago Segura en "Blade II". Su papel de vampiro al que machacan antes de poder enseñar el diente es un cameo sólo entendible si la amistad es mayor que la verguenza.

Seguro que a muchos de vosotros se os ocurren más muestras de nuestro lado más oscuro en Hollywood pero esta relación puede servir para hacernos pensar que somos unos "chungos" y que quizás, si un día vemos a Tosar por la calle, deberíamos cambiar de acera. Y yo pensando en hacerme una foto con él... qué inconsciente!!!

José Daniel Díaz

jueves, 6 de octubre de 2011

Cinedania se convierte en "Embajador Aladina"


Ayer Cinedania estuvo en la presentación de un nuevo proyecto de la Fundación Aladina, el estreno en diciembre de la película "Maktub". Para los que no conozcáis esta Fundación, os diré que su objetivo fundamental es hacer la vida más fácil a los niños que padecen la enfermedad del cáncer. Los que me conocéis sabéis mi especial debilidad por este mal que tantas vidas se ha llevado.

El Restaurante Teatriz de Madrid fue el lugar elegido para dar un pequeño cocktail y mostrar un avance de lo que será uno de los grandes estrenos de las Navidades. Desde Cinedania os animamos a que el día 16 de Diciembre se abarroten las salas para disfrutar de esta comedia porque todo lo que se recaude en taquilla irá destinado a la creación del Centro Maktub de transplantes de médula ósea. Ese objetivo será posible si se llega a recaudar 500.000 euros.

"Maktub" está dirigido por Paco Arango que es el presidente de la Fundación y quien ejerció de maestro de ceremonias en la presentación. Protagonizada por Diego Peretti y de un sinfín de actores como Aitana Sánchez Gijón, Mariví Bilbao, Goya Toledo, Rosa María Sardá, Enrique Villén,... la historia se centra en Antonio, un joven niño con cáncer y sus peripecias con un hombre que se hace pasar por su padre.

Por lo bonito e interesante que nos parece el proyecto hemos decidido que Cinedania sea "Embajador Aladina". Ese simbólico título significa que a partir de ahora ayudaremos a desarrollar y promocionar las actividades de la Fundación y la película "Maktub" fundamentalmente. Poner un pequeño granito de arena para que este sueño se cumpla es una obligación.

Os seguiré informando sobre esta fantástica iniciativa. De momento os dejo los enlaces de la Fundación y de la película:

Fundacion Aladina
Maktub, la película

Gracias



José Daniel Díaz

martes, 4 de octubre de 2011

Crítica: "Intruders"

El próximo fin de semana las carteleras españolas estarán de enhorabuena. Juan Carlos Fresnadillo estrena su último film, "Intruders", que ya inauguró con éxito el pasado Festival de San Sebastian. Con un elenco internacional que encabeza Clive Owen, Pilar López de Ayala y Daniel Bruhl, este cuento de fantasmas encadena tensión y sorpresa con mucha astucia.

"Carahueca" es un ser extraño. Aparece de la nada, se cuela en las habitaciones de los niños e intenta llevarse su cara. Está necesitado de una imagen que perdió hace mucho tiempo y sólo cuando repites su nombre puede escapar de la cueva en la que se encuentra. Dos niños en dos familias distintas sufren a este malvado engendro. Dos vidas paralelas, dos maneras de afrontarlo distintas.

"Intruders" es algo más que una película de ciencia ficción, un thriller psicológico o un encuentro con el suspense y el terror. Es nostalgia, miedo, heridas mal cerradas, cobardía, soledad.... Son muchas cosas pero todas contadas con sutileza, casi de pasada. Porque el objetivo fundamental es el entretenimiento, es el eje sobre el que se mueve todo el engranaje.

Lamentablemente en ocasiones incide demasiado en las mismas escenas, recalca actitudes de sobra conocidas y su principal objetivo se dispersa. Le cuesta mantener el ritmo de la película y eso lo nota el espectador. Sus actores pelean las escenas con pasión, destacando la labor de los dos niños, y soportando las trampas que el guión va encadenando.

Fresnadillo apunta a la mentira, con un disparo certero y acusado. A esa mentira benévola, la que se utiliza para no hacer daño pero hiere con más fuerza. Apunta a lo que impresiona a un niño que se está haciendo como persona, a la imaginación mal encaminada y a los sueños que perdieron su sentido. Ya comentaba el director que algo de él se encontraba en la película, como una espina que quieres quitarte en forma de imágenes y sonido. Todas las familias esconden secretos, todas tratan de ocultarlos y los niños se acaban convirtiendo en las grandes víctimas.

Y luego está el final. Ese gran final donde todo cobra sentido. Se la juega Fresnadillo, arriesgando una historia bien llevada pero carente de elementos de sorpresa, con la intención de dar la campanada en los últimos minutos. Y vaya si lo consigue. Me despertó la sonrisa, ésa que te hace pensar que caíste en la trampa del director, ésa en la que sabes que jugaron contigo y te gustó.

Como diría Sabina "nos sobran los motivos" para verla. Con lo difícil que es innovar en los guiones de cine, estas pequeñas joyas merecen premio. El mejor que le podemos dar es el de la taquilla. Ojalá le vaya bien.

José Daniel Díaz


sábado, 1 de octubre de 2011

Crítica: "Larry Crowne, nunca es tarde"

Gracias a TriPictures y a Factoría Interactiva, tuvimos la ocasión de asistir al preestreno de una película que bien podría llamarse "Tom Hanks, nunca es tarde", pero que debía de sonar demasiado pedante y prefirieron poner un nombre ficticio al estilo Sara Montiel pero a la americana. El resultado es "Larry Crowne, nunca es tarde", un film producido, escrito, dirigido y protagonizado por el oscarizado actor que supone un autohomenaje a sus papeles más simpáticos y emotivos.

Como compañera de viaje no recurrió a jóvenes talentos; decidió que para su primera película como director debía contar con una mujer con experiencia, reconocida, que atrajera público y pudiera comerse la pantalla con su sola presencia. Julia Roberts cumplía esos requisitos sobradamente y, aunque sus carreras artísticas sólo  se habían encontrado en "La guerra de Charlie Wilson", se nota la química positiva que existe entre ellos.

Con esos ingredientes ya sólo faltaba un guión que conjuntara todos los elementos y sacara una sonrisa en el espectador. Se acompañó de la actriz y guionista Nia Vardalos, a la que todos recordamos como protagonista de "Mi gran boda griega", para redactar el libreto; un guión que alternara momentos drámaticos e incluso de cierta crítica social con otros románticos sin perder nunca el ambiente cómico y distendido.

El resultado es una película algo inverosímil (aún no entiendo cómo entra en una pandilla de scooteros) pero muy eficaz en sus objetivos. Tom Hanks se encuentra en su salsa, nos regala todas sus monerías cómicas que parecían abandonadas desde títulos como "Big", y se reconcilia con el cine de entretenimiento.

Aunque seguramente no sean las pretensiones iniciales, hay un mensaje muy claro. Sin estudios, en un mundo tan competitivo, es imposible mantener con seguridad un puesto de trabajo. Tener esos estudios tampoco tranquiliza tu futuro laboral y menos en estos tiempos, pero abre en gran medida todo el mercado por el que te puedes mover.

Con estos mimbres la cesta ya está lista y estoy convencido que no defraudará a aquéllos amantes del cine sin pretensiones americano. No engaña, no busca dobles sentidos y no oculta lo que es, por eso nadie se sentirá estafado. Yo, al menos, no me sentí así.

Podéis ver el tráiler aquí

José Daniel Díaz