La Alfombra Roja

domingo, 9 de noviembre de 2014

Crítica: "The Skeleton Twins"


El 14 de Noviembre se estrena en España una de las películas indies más interesantes del año, "The Skeleton Twins" de Craig Johnson. Premiada con el mejor guión en Sundance, este interesante retrato familiar nos atrapa por su intensidad emocional y porque demuestra que la comedia y el drama se reparten la vida a partes iguales.

El joven director nos trae su segunda película tras la más desconocida "True adolescents" del año 2009. En esta ocasión, plantea una historia llena de sensibilidad donde dos hermanos intentan recuperar muchos años perdidos. El fallecimiento de su padre desestructuró una familia que navegaba en la normalidad. Ahora, tiempo después, los gemelos Milo (Bill Hader) y Maggie (Kristen Wiig) buscan juntos un sentido a su vida porque, pese a la distancia y el tiempo, en realidad sus caminos no han sido tan diferentes.

Con un carácter moderno y, en cierta manera, transgresor, nos sorprendemos viendo con normalidad situaciones que probablemente hace unos años nos escandalizarían. Milo es un actor frustado, un chico incapaz de tener una pareja y que ironiza con todo lo que le rodea para esconder sus miedos. Maggie es una mujer infeliz en su matrimonio, ahogada en su pesimismo e incapaz de afrontar la realidad con sinceridad y determinación.

En cierta forma, su reencuentro es un poco de aire fresco en sus rutinarias vidas. Conviven, discuten y se reconcilian, ríen y lloran y, lo que es más importante, se sinceran. Todo ello bajo la atenta mirada de Craig Johnson, que no duda en dejar espacio a los personajes. Bill Hader y Kristen Wiig se complementan a la perfección, con un equilibrio adecuado entre los momentos distendidos y los dramáticos. Ambos estaban especializados en la comedia disparatada, en el entretenimiento puro y duro que algunos disfrutan "para dejar de pensar". Ahora nos demuestran su capacidad para conmover, para "hacernos pensar" y ése es su gran mérito.

El guión es potente, muy persuasivo. Te atrapa desde el primer momento y, aunque no es redondo, las capas que van retirando a lo largo de la película cada uno de los personajes, mantienen alerta al espectador. En realidad es una "terapia conjunta de choque", un autodescubrimiento de todo aquéllo que somos y no queremos admitir.


Buena recomendación descubrir qué esconde "The Skeleton Twins" porque, quizás, encontremos algo de nosotros mismos en la búsqueda de la felicidad de los protagonistas.


José Daniel Díaz