La Alfombra Roja

lunes, 7 de septiembre de 2015

Crítica: "ma ma"

Corría el año 1992 cuando Julio Medem sorprendía al mundo con su ópera prima "Vacas", una original propuesta que rompía muchos cánones preestablecidos. Más de veinte años después sigue redescubriendo planos e imágenes con la película "ma ma", una obra llena de sensibilidad que nos regala un espectacular trabajo de su protagonista Penélope Cruz.

Aunque el toque Medem siempre está en sus films, posiblemente "ma ma" sea uno de los trabajos en los que más ha sucumbido su "realismo mágico" en favor de una historia, de lo que pretende contar. La trama es tan dura y tan llena de sensibilidad, que prefiere ceder a sus protagonistas todo el peso del éxito. No es mala elección cuando te rodeas de actores de la talla de Penélope Cruz, Luis Tosar y Asier Etxeandía, actores que entran de lleno en esta dramática historia.


Magda es una mujer de clase obrera, madre de un hijo, y en proceso de separación de su marido. En pleno desgaste emocional le llega una noticia aún peor, tiene cáncer de mama. A partir de ese momento, y con el apoyo de un hombre al que también rodea una triste historia, luchará por sobrevivir y alcanzar un objetivo muy especial.

Julio Medem, que también firma el guión, muestra una exquisita sensibilidad. Dota a los personajes de mucha vida pese a que la muerte planea continuamente sobre sus cabezas. Nos muestra escasos escenarios, en su mayoría muy sobrios, para que sea el drama humano el protagonista de esta historia. Bien se podría ver como un homenaje a estas mujeres que sufren el devastador ataque de la enfermedad, un regalo en forma de fotograma.

Y Penélope Cruz se encuentra con un papel de esos imposibles de rechazar. Su trabajo huele a Goya porque consigue recrear con inmensa naturalidad y realismo los vaivenes de ánimo y físicos de Magda. Todo el peso de la película recae en ella y se siente cómoda ante la enorme responsabilidad. Se vuelve a confirmar que sólo en España han conseguido sacar de la actriz todo su potencial. Se acompaña de un extraordinario Luis Tosar que tampoco nos sorprendería que tuviera una nominación a actor secundario.


"ma ma" nos remueve por dentro, busca nuestro lado más sensible y empático, y logra arrancar lágrimas y sonrisas agridulces. Posiblemente en manos de otros actores menos experimentados el resultado hubiera sido mucho más criticable, pero Medem vuelve a demostar su enorme talento para sacar lo mejor de su equipo.

No estamos ante una película del nivel de "La ardilla roja" ó "Los amantes del círculo polar", pero seguimos sintiéndonos identificados con su cine. No sólo no defrauda sino que además nos abre su corazón sin el artificio de la metáfora, algo de él posiblemente nos lo esté regalando al espectador y ese gesto hay que agradecerlo. Un excelente trabajo.


José Daniel Díaz