La Alfombra Roja

martes, 2 de febrero de 2010

XXX Semana de cine español de Carabanchel: "Yo, también"


Tras la Gala inaugural que proyectó dos de los platos fuertes, "Celda 211" y "Pagafantas", esta segunda jornada traía otros dos films de menor repercusión comercial pero muy premiadas en distintos Festivales y que amontonan varias nominaciones a los Goya: "Gordos" y "Yo, también".

Precisamente esta última fue la elegida por Cinedania para asistir a la proyección. Previo al pase del film se emitió el corto "La rubia de Pinos Puente" de Vicente Villanueva, una historia tragicómica de una mujer que busca la fama a través de un reality. Los protagonistas, Font García y Carmen Ruiz, asistieron al Festival y participaron en un animado diálogo con el público.

"Yo también" de Alvaro Pastor y Antonio Naharro es una película emocionante. La historia habla de la vida diaria de Daniel Sanz, interpretado por Pablo Pineda, el primer afectado por síndrome de Down que obtiene un título universitario. Su relación con la familia, con sus compañeros de trabajo, con su mejor amiga y en general con el mundo son una lucha diaria por reafirmar su "normalidad".

Pero lo más interesante es la relación que mantiene con Laura, interpretada magistralmente por Lola Dueñas. Ella es una persona con muchas carencias y mucha falta de autoestima. Una infancia dura ha provocado que tenga una discapacidad mayor que la que sufre Daniel, la afectiva. Uno buscará el apoyo y el cariño en el otro creando una unión de continuos altibajos pero llena de ternura y amor.

Las tramas paralelas también son de gran intensidad emocional como la relación amorosa entre dos jóvenes con síndrome.

Las interpretaciones son realmente sublimes. Lola Dueñas merece el Goya de la misma forma que mereció la Concha que se llevó en San Sebastian. Es una actriz con mayúsculas y lo demuestra cada vez que se pone delante de una cámara. Pablo Pineda también es de justicia su nominación al Goya.

Tras la emisión de la película se sentaron a compartir el debate una componente de la productora y dos de las actrices secundarias, Maria Bravo y Ana de los Riscos. Durante la charla que duró aproximadamente 30 minutos se destacó la sensibilidad que transmitía el film y se recapacitó acerca de nuestro comportamiento con estas personas discapacitadas.

Hay que destacar la afluencia masiva de espectadores que demuestra que este 2009 ha sido el de la reconciliación entre el cine español y el público. Ojalá los próximos días se mantenga esta tendencia.

José Daniel Díaz