La Alfombra Roja

lunes, 27 de septiembre de 2010

El palmarés del 58 Festival de cine de San Sebastian se convierte en fiel reflejo de la mediocridad de esta edición



El año que viene habrá cambio de director en el Festival y quizás sea un buen momento para cambiar el rumbo, salir de lo espeso y agotador y pasar a lo atrevido e innovador. Pocas veces toda la crítica se pone de acuerdo en algo pero la Sección Oficial de este año tuvo la gran capacidad de generar un pensamiento unánime: este Festival merece más y mejor.
La Concha de Oro se fue a una coproducción de Reino Unido, Francia e Italia llamada "Neds". Dirigida por Peter Mullan cuenta la historia de un chico que intenta escapar de la realidad que le rodea para convertirse en alguien brillante. Se puede decir que fue de lo menos malo del Festival pero este año la Concha se vendía barata.

Además Connor McCarron por este mismo film recibió la Concha de Plata al mejor actor. Posiblemente una de las decisiones más acertadas puesto que sostiene con eficacia ese duro papel.

El premio especial del jurado fue muy discutido. Recayó en la película catalana "Elisa K" de Judith Colell y Jordi Cadena, un duro alegato contra el abuso a menores que destaca por el proceso que vive una niña al recordar una violación que había escondido en su mente durante muchos años. Aunque pasable parece demasiado premio el recibido.

La mejor Dirección se fue a Portugal, a las manos de Raul Ruiz por su larguísima película "Misterios en Lisboa", un cuento de 4 horas y media (la original duraba 6 horas) que dejó al personal con un ni fu ni fa. Carne de telefilme por capítulos.

"Pa negre" de Agustí Villaronga fue para muchos lo mejor de este año. Sin embargo se tuvo que conformar con la Concha a mejor actriz para Nora Navas. Un olvido que jamás podrá igualar al que sufrió "El secreto de sus ojos" el pasado año, sin premio en San Sebastian y Oscar en Hollywood. En el caso del film catalán esta dura historia de la posguerra convenció a la mayoría de los críticos, ansiosos por encontrar algo que realmente valiese la pena.

El guión fue para Bent Hamer por "Cuentos de Navidad", historias entrelazadas que encajan con acierto y consiguen sacar sentimiento y ambiente navideño.

Por lo demás, Julia Roberts recogió su Concha en reconocimiento a una carrera bastante comercial y poco comprometida. Ella, así lo afirma la mayoría, se lo tomó como un paso más en su recorrido de promoción de la película "Come, reza, ama" considerada por muchos como una de las películas más soporíferas jamás vista.

Javier Bardem, John Malkovich, Santiago Segura ó Diego Luna fueron algunos de los rostros más llamativos de una edición muy pobre en cuanto a nivel cinematográfico y poco glamouroso respecto a años pasados. Ni siquiera el premio de cinematografía que recogió Alex de la Iglesia animó demasiado el ambiente.
José Daniel Díaz