La Alfombra Roja

lunes, 1 de noviembre de 2010

La Seminci finaliza con doble ganador: "Copia certificada" y "Sin retorno"


Tras una semana de dura competencia, mucho cine y muchas anécdotas, la Seminci 2010 finalizó anunciando los ganadores de las distntas secciones. En la Oficial la espiga de oro recayó ex-aecquo en "Copia certificada" de Abbas Kiarostami y "Sin retorno", debut cinematográfico de Miguel Cohan.

El jurado presidido por el director Adoor Gopalakrishan ha apostado por repartir entre un director novel y uno consagrado la preciada espiga de oro. "Copia certificada" es una filosófica película donde copia y realidad se confunden hasta el punto de no llegar a distinguir una de otra. Un film que fue bien recibido por la crítica pero que, desde mi punto de vista, ha sido demasiado bien valorada en el palmarés.

Esa codiciada espiga de oro está compartida. "Sin retorno" (cuyo equipo estuvo presente en Valladolid como se puede ver en la foto que acompaña el post), sorprendió en su proyección y la valoró positivamente tanto el público como la crítica. Precisamente esta última quiso otorgarle también el premio Fipresci de esta edición.

Otra de las películas ganadoras fue "La mosquitera" de Agustí Vila que recibió la espiga de plata y el premio a la mejor interpretación femenina para Emma Suárez por su magnífico papel de esposa que ha perdido el amor y lo busca en un joven amigo de su hijo. El jurado ha querido premiar el atrevimiento de un film que toca sin tapujos y con humor negro temas tan complejos como los abusos a menores, incestos, violaciones, prostitución, drogas, etc.

El mejor actor ha recaído en Pernille Fischer Christensen por "Una familia" dejando a Leonardo Sbaraglia y Eduard Fernández sin reconocimiento. El mejor guión ha sido para la película canadiense "Incendies", escaso premio para una de las grandes favoritas en las quinielas de los acreditados.

Una Seminci 2010 que cierra sus puertas con un balance positivo tanto en asistencia de público como calidad de las obras presentadas y repercusión en los medios. Tras el flojo Festival de San Sebastian de este año, Valladolid ha sabido utilizar un presupuesto reducido pero bien aprovechado.

El año que viene habrá más y esperemos que mejor.