La Alfombra Roja

viernes, 31 de diciembre de 2010

Cinedania hace balance de 2010


El 2010 se está terminando y con él un año desolador en cuanto a títulos de interés. La famosa crisis que aún azota nuestra cabeza no ha favorecido la creatividad ni la calidad de lo que se produce; hoy más que nunca lo que prima es la rentabilidad. En un entorno que lucha por generar beneficios el riesgo sólo se lo pueden permitir unos pocos. Pese a todo también se puede hablar de un año de revolución digital; el 3D ha entrado con fuerza en el mercado y muchos lo ven como el principio de un futuro tecnológico.

Si hubiera que destacar una película sobre el resto la elegida sería “Toy Story 3”. Tanto crítica como público se han rendido a Buzz y Woody convirtiéndose en la película más taquillera del año y en la mejor valorada por los especialistas internacionales. Hoy más que nunca una película de animación debería triunfar en los Oscar.

Además de este film también han causado buenas sensaciones “Origen” de Nolan ó “La red social” de Fincher. Películas que no han necesitado de nuevas tecnologías para impresionar ó entretener. Y es cierto que el boom 3D ha captado la atención del gran público empezando por “Avatar” y pasando por otros títulos como “Resident Evil: Ultratumba” ó “Alicia en el país de las maravillas”.

Sin embargo el gran cine sigue siendo aquél que cuenta historias que emocionan, asustan, agobian, te hacen reír, te hacen llorar, te hacen pensar, te entretienen, te educan o incluso te alimentan la imaginación. Y ese cine no se ha perdido en 2010 aunque se ha recortado demasiado. Basta recordar “Up in the air”, “Buried”, “Ciudad de vida y muerte” ó “The blind side” para ver que hay cine y que el cine se nutre de tramas y guiones.

Lo que no ha cambiado este año y probablemente no cambie nunca son los éxitos abrumadores de perfil adolescente. “Eclipse” o “3 metros sobre el cielo” han sido fenómenos fan que han inundado las salas pese a sus escasas críticas positivas.

Y en el cine español parece que 2010 puede ser el inicio del cambio. Algo se mueve dentro pero lo hace con prudencia, casi sin hacer ruido. Al menos ya es notorio que existe diversificación y puedes encontrar títulos tan distintos como “Pa negre”, la citada “Buried”, “Bon appetit”, “Rabia” ó “Los ojos de Julia”. Un camino que debe desembocar en no clamar la palabra cine español como género o de forma despectiva sino como descripción, como dato de interés o si se quiere como orgullo.

Y cómo olvidar, cuando se acercan estas fechas, a las personas del mundo cinematográfico que nos dejaron. Podría recordar muchas pero quiero quedarme en esta época tan cruda con aquéllos que nos hicieron reír y aún conservamos imágenes que nos despiertan la sonrisa como los actores Leslie Nielsen, Manuel Aleixandre, Antonio Ozores ó Tony Curtis y directores como Luis García Berlanga.

Un 2010 que invita a la reflexión y a pensar que cada semana tienen que ofertarse nuevos títulos que generen interés, que a veces un film necesita madurar en cartelera y que el 3D puede tapar agujeros pero no pozos.

Feliz año para todos!!!!

José Daniel Díaz