La Alfombra Roja

martes, 4 de enero de 2011

Crítica: "Como la vida misma"

Para terminar las Navidades nada mejor que estrenar una comedia romántica americana sin pretensiones. Este año la elegida es "Como la vida misma" de Greg Berlanti con Katherine Heigl y Josh Duhamel encarnando la típica pareja que se detesta y quiere a partes iguales. Predecible y sensiblera a más no poder no consigue aprovechar los recursos que la historia ofrece para quedarse en un innecesario relato poco interesante.

El arma clave de la película es la participación en el film de la nueva "novia de América", la actriz Katherine Heigl que en esta caso ejerce además de productora. Tras su paso por "Anatomía de Grey", esta chica supo sacar partido de su sonrisa angelical y su imagen de niña buena para ocupar el puesto que ya habían defendido Meg Ryan, Julia Roberts ó Jennifer Aniston.

Y es que "Como la vida misma" apenas se diferencia de las otras películas protagonizadas por Heigl como "27 vestidos", "La cruda realidad" ó "Lío embarazoso". Se ha convertido en apenas 3 ó 4 años en una especialista del género. Se siente cómoda y ha convencido al público que reclama este tipo de films.

Sin embargo, ni siquiera la taquillera intérprete salva un producto cuyo guión desaprovecha la materia prima que dispone. Esta historia en la que dos personas totalmente diferentes deben encargarse del cuidado de un bebé huérfano cojea por todos sitios. Apenas se aprovechan del filón que supone incluir un niño en la película, la relación entre ambos no se entiende, hay graves carencias en la construcción de personajes, muy pocos gags con gracia.....

Admito que no soy amigo de estas "americanadas" pero dentro de este género tampoco será un título que pase a la Historia.

José Daniel Díaz