La Alfombra Roja

miércoles, 18 de mayo de 2011

Pocas pelis buenas, muchas malas y polémica en Cannes



Estoy siguiendo con mucho interés el Festival de Cannes. Y de momento no ha defraudado, ha tenido de todo. Glamour, películas para olvidar, otras para recordar, presentaciones comerciales, polémica y mucho interés.

Iremos por partes. A la espera de lo que pueda ofrecer Almodóvar en "La piel que habito" parece que los principales premios se los pueden repartir los hermanos Dardenne por "El niño en la bicicleta" (sería su tercera Palma de Oro) y Aki Kaurismaki por "Le Havre". Entre el resto de films programados división de opiniones e incluso grandes petardos de algún director francés amigo del que selecciona las películas.

Fuera de la Sección Oficial también tuvo buena acogida la última propuesta de Woody Allen, "Midnight in Paris" que muchos destacan como una vuelta a los grandes títulos de su última época como "Match Point".

Entre los grandes fiascos se encuentra la cuarta entrega de las aventuras del capitán Jack Sparrow. Todas las crónicas destacan que toda la acción que desprende contrasta con la espesura de un guión previsible. Este viernes se estrena en las carteleras españolas con un más que previsible triunfo en la taquilla.

Glamour desprendieron grandes estrellas americanas como Robert de Niro, Johnny Depp, Brad Pitt, Owen Wilson, Angelina Jolie, Salma Hayek, Antonio Banderas, Woody Allen, Kirsten Dunst y muchos más. La verdad es que en ese sentido la ciudad francesa se ha convertido durante estos días en el epicentro del mundo cinematográfico.

Y para que no falte de nada la polémica ha llegado del controvertido director Lars Von Trier y no por su película. Sus declaraciones en rueda de prensa alabando de una manera un tanto extraña a la figura de Adolf Hitler ha sido una bomba informativa. Como ejemplo esta frase:
"Entiendo a Hitler. Creo que hizo cosas malas, sí, absolutamente, pero me lo imagino sentado en su búnker. Sólo digo que entiendo al hombre. En realidad no es un buen tipo, pero comprendo mucho de él y me solidarizo un poco con algunas de sus ideas. Por supuesto no estoy a favor de la II Guerra Mundial, y no estoy en contra de los judíos. Simpatizo con ellos, claro, pero no demasiado, porque Israel es realmente como un grano en el culo...".

Más tarde la Organización le obligó a retractarse mediante una nota de prensa pero el mal ya estaba hecho. Cada vez que pisa Cannes la arma pero parece no importar demasiado a los responsables del Festival.

Sólo queda esperar lo que ofrece el director manchego para conocer sus posibilidades en el palmarés. Ojalá Antonio Banderas por fin demuestre todo su potencial y logre una buena crítica. De momento ya se le ha visto presentando "El gato con botas" con su mujer.

Seguiremos atentos

José Daniel Díaz