La Alfombra Roja

lunes, 23 de mayo de 2011

Terrence Malick y "El arbol de la vida" consiguen la Palma de Oro que añoraba Almodóvar




Se acabó Cannes. No se consiguió recuperar el prestigio artistico pero sí el glamour perdido. Ha sido una edición marcada por la "ocupación" americana tanto en la composición del jurado con Robert de Niro de presidente y Uma Thurman y Jude Law de lugartenientes como en la Sección a competición con películas, directores e intérpretes de su misma nacionalidad.

Y estaba cantado que los premios también debían tener color americano. El mejor posicionado era Terrence Malick, director de películas como "La delgada línea roja", que con su film "El árbol de la vida" obtuvo la Palma de Oro. Si bien no se ha discutido excesivamente la decisión, también es verdad que en su proyección hubo división de opiniones y pareció valorarse más el carácter mítico del director que la calidad de la obra que presentaba.

Otra de las favoritas, la película belga de los hermanos Dardenne "La gamin du velo" consiguió exaequo con la turca "Bir zamanlar anadolu'da" el gran premio del Jurado. Las otras grandes candidatas como "Le Havre" de Kiarustami ó "The artist" se conformaron con el premio Fipresci de la crítica la primera y el mejor actor la segunda.


La española "La piel que habito" se quedó con un triste Premio de la juventud que parece una broma macabra. No creo que el jurado fuera el idóneo para premiar este film pero después de tanta esperanza alimentada desde los críticos que se encontraban allí parecía extraño que no cayera nada de nada en el saco del manchego.

Otra americana obtuvo el reconocimiento a mejor interpretación femenina. Kirsten Dunst, actriz de la controvertida "Melancholia" de Lars Von Trier (alias "vete y no vuelvas"), obtuvo el premio a costa de desmarcarse de las declaraciones de su director e incluso desvincularse totalmente de él como persona.

¿Y creéis que hemos acabado con los americanos? Pues no. La mejor dirección también fue para una película americana, en este caso "Drive". Y por si fuera poco el premio al mejor guión no se quitó el tinte estadounidense que recorrió todo el Certámen.

Ahora a esperar a su llegada a España para valorar con datos y sensaciones lo que Cannes ya ha premiado.

Tenéis un especial de este Festival en el siguiente enlace.

José Daniel Díaz