La Alfombra Roja

martes, 13 de septiembre de 2011

Crítica: "La cara oculta"

Uno de los estrenos más interesantes de este próximo fin de semana es el thriller de suspense "La cara oculta" que dirige el colombiano Andrés Baiz y protagonizan actores en claro ascenso como Quim Gutiérrez ("Primos", "Azuloscurocasinegro"), Martina García ("Rabia") y Clara Lago ("El viaje de Carol", "Primos").

Su virtud radica en los giros de guión, las pequeñas dosis de información que se van suministrando y en mantener una cierta tensión a lo largo de todo el metraje. Sin embargo, curiosamente, todo ello pierde valor y fuerza por un tráiler equivocado (sí, me refiero al avance de 2 minutos promocionales que siempre consultamos antes de acudir a un estreno) que aporta excesiva información y machaca todas las sorpresas de la primera hora de película.

Independientemente de ese error promocional (si queréis verla evitar visionar el tráiler), la película es densa y aburrida en su primera media hora, algo más dinámica y atractiva en el cuerpo del film y previsible en su desenlace. Lo cierto es que su planteamiento inicial es muy descabellado y rebuscado. Una novia celosa abandona a su novio en lo que pretende ser una prueba de amor; el joven sufre el abandono y pronto encontrará refugio en otra nujer. Dicho así parece un típico drama amoroso o una posible comedia romántica pero una casa que esconde muchos secretos lo condiciona de tal forma que deriva en un thriller un tanto fantasmagórico.

En mi opinión hay un error que ya he visto en muchas películas y que parece que se repite una y otra vez: condicionar una película entera para que todo cobre sentido en un final que sorprenda al público. Este sistema que otros títulos de más empaque han sabido manejar a la perfección como "Seven" ó "Sospechosos habituales", en manos de Andrés Baiz no hace otra cosa que buscar un sentido a algo que desde el principio no lo tenía.

Sin embargo me gustaría alabar en esta película algunos planos impactantes muy interesantes, un ambiente bien construído y una música muy integrada en el conjunto del film. Echo de menos un trabajo actoral más profundo y comprometido.

Quim Gutiérrez debería empezar a buscar otros registros, su gesto contenido que le sirve tanto para reír como para llorar empieza a ser muy repetitivo. Martina García creo que puede labrarse un futuro interesante no tanto por su trabajo en este film donde cumple sin más sino por su magnífica labor en "La mosquitera" y su notable actuación en "Rabia"; su mirada es penetrante y puede ayudarla en su carrera profesional. Clara Lago, la tercera en discordia, aún debe demostrar mucho y conseguir el papel que la permita desarrollar su verdadero talento.

No conseguirá premios ni reconocimientos pero puede salvar una aburrida tarde de domingo.

Gracias a Hispano Foxfilm por la invitación a este pase especial del film.

José Daniel Díaz