La Alfombra Roja

martes, 20 de septiembre de 2011

La Sección Oficial a competición entra en juego de una manera un tanto densa


La Sección Oficial a competición ya está en pleno auge. Si en apenas tres días sólo habíamos podido disfrutar de "No habrá paz para los malvados", "Amen" y "Take this waltz" por la disputa de la Concha, en un único día dos películas más entraban en la disputa. "The deep blue sea" de Terence Davies y "Los pasos dobles" de Isaki Lakuesta componían la oferta de la Sección en la cuarta joranada. Zabaltegui-Perlas, por su parte, presentaba un título que llegaba con buenas referencias de Sundance llamado "Martha Marcy May Marlene" de Sean Durkin.

Se esperaba con mucho interés la nueva propuesta de Terence Davies, homenajeado con una retrospectiva en San Sebastián hace apenas dos años. "The deep blue sea" tenía la suerte de contar con dos grandes actores: Rachel Weisz ("Agora", "La momia") y Tom Hiddleston ("Thor"). Su planteamiento está basada en una obra teatral y el concepto del film dibuja esa línea de escenario, como si la pantalla se convirtiera en un teatro improvisado.

Ambientado en los años 50, Hester Collyer es la mujer de un famoso juez del Tribunal Supremo pero sus sentimientos no están con él. Sin poder evitarlo se enamora de un piloto de las RAF que, aunque la aporta menor seguridad y nivel social, la atracción supera todos los inconvenientes.

Ha sido bien recibida en el Festival y no sería de extrañar que recibiera algún premio. Personalmente me inclino por la Dirección puesto que el temple con el que maneja las escenas es sencillo pero muy efectivo. También se apunta a la actriz Rachel Weisz como firme candidata a Concha.

Sin embargo, personalmente he echado en falta mucho más dinamismo. No me gustan las obras de teatro grabadas, no me gustan las interpretaciones teatrales en la pantalla grande y no me gusta que se aplaudan películas que sólo parecen películas porque las ves en una pantalla y no en un escenario. Recuerdo cuando "El perro del hortelano" de Pilar Miró ganó el Goya a Mejor Película y no puedo dejar de sentir que el engaño tramposo se apoderó de los Académicos.

No resto virtudes a este denso y lento relato pero no puedo evitar pensar que una adaptación cinematográfica es otra cosa.

Menos repercusión tuvo la otra apuesta del día. "Los pasos dobles" de Isaki Lakuesta cuenta en tono documental el trabajo de un pintor francés en un búnker en medio del desierto. Escaso interés en el público y algunas salidas antes de hora presagian poca suerte para este film arriesgado y poco comercial.

Una pequeña decepción fue el film "Martha Marcy May Marlene" de Sean Durkin. La huída de una extraña secta por parte de una joven chica rescata, alternando tiempo actual y pasado, sus mayores miedos. Su inadaptabilidad social se convierte en un duro alegato no sólo de su estancia en el grupo sino de su reinserción en la sociedad. Aunque es un film aconsejable eché en falta más metraje dedicado a la vida en la secta y su evolución dentro de ella.

La jornada culminó con dos ruedas de prensa de distinta índole. Por un lado la presentación de la película "Buscando a Eimish" de Ana Rodríguez que contó con la presencia de la directora y de sus dos actores, Oscar Jaenada y Manuela Vellés. Aunque apenas pudimos ver un pequeño tráiler de adelanto, ya se pudo observar su apuesta por las relaciones personales y su carácter internacional ya que se ha rodado en ciudades como Berlín ó Verona. Su estreno se espera en 2012.

El otro coloquio lo pudimos encontrar en el Hotel Londres donde se presentó el telefilm para la ETB "El precio de la libertad" que esa misma noche se proyectaba en el Teatro Victoria Eugenia. Con la presencia de todo el equipo artístico encabezado por el actor Quim Gutiérrez, esta miniserie de dos capítulos se centra en una parte de la vida de Mario Onaindia, activista de ETA condenado por Franco que posteriormente fue condenado por sus propios compañeros terroristas al abogar por el abandono de las armas y la lucha exclusivamente política.

En otro orden de cosas, se volvió a demostrar el poco glamour que está llegando a San Sebastian. Echamos en falta a Rachel Weisz en la rueda de prensa de "The deep blue sea" como el día anterior ya nos ocurriera con Michelle Williams y Seith Rogen de "Take this waltz".  Bienvenida sea esta rebaja en el famoseo si nos trae películas de tanto lustre como las que estamos viendo en lo que considero que es la mejor elección de películas en muchos años.

José Daniel Díaz