La Alfombra Roja

domingo, 18 de septiembre de 2011

"No habrá paz para los malvados" se convierte en la gran atracción de la segunda jornada


Segunda jornada del Festival y la intensidad va en aumento. La Sección Oficial a competición se estrenaba con "No habrá paz para los malvados" de Enrique Urbizu y "Amen" de Kim Ki-duk. Además la Sección American Way of Death que homenajea el cine negro americano entre 1990 y 2010 abría su programación con el estreno de "Texas Killing Fields" de Ami Canaan Mann.

El cine negro en España lamentablemente se ha convertido en un género marginal que pocos se atreven a tocar. Por suerte Enrique Urbizu está en forma y su "No habrá paz para los malvados" se ha convertido en la proyección más interesante de la jornada. Presente tanto él como su equipo en Donosti, las sensaciones de cara al palmarés y a la taquilla no pueden ser mejores.

La trama mezcla la persecución por parte del poli Santos Trinidad (magnífico trabajo de José Coronado que huele a Concha) de un testigo de un triple asesinato en el que está involucrado  con toda la preparación de un atentado en Madrid por parte de un grupo islamista.

Recibida con aplausos en el pase de prensa, el producto no tiene nada que envidiar a los largometrajes clásicos americanos. Acción en los momentos adecuados y planos que en ocasiones recuerdan al mejor western, dan como resultado un gran thriller. En la ruda de prensa se puso de manifiesto la unión del equipo y se destacó especialmente la labor de todos y cada uno de los actores.

Peor nota merece la película número diecisiete de Kim Ki-duk que lleva por título "Amen". Pataleo al finalizar la proyección en la Kursaal y sensación de tomadura de pelo. No en vano en la rueda de prensa el director coreano admitió que en sus dos últimos films ha querido hacer cine al margen del Sistema y el capital (y yo añadiría al margen del espectador).

La búsqueda por Europa de un hombre por parte de una joven oriental es insulsa, aburrida y agotadora. Poco más de una hora de metraje que parecen tres. Aún nos preguntamos qué pinta eso en la Sección Oficial.

La jornada finalizaba con la fantástica "Texas Killing Fields" de Ami Canaan Mann, hija del director Michael Mann. Con un estilo clásico, la muerte de varias mujeres del Condado se convierte en una búsqueda peligrosa por parte de tres agentes. Interpretada por Sam Worthington y Jessica Chastain (ya les vimos juntos en La deuda), la trama nos transmite todas las crudas sensaciones que se dibujan en los thriller policíacos.

La directora, presente en el Festival, acudió a la proyección del público para presentar y responder brevemente las dudas que se plantearon al finalizar la proyección.

Y esto no para....

José Daniel Díaz